El hombre llegó a la Luna pero... ¿hemos vuelto?

El hombre llegó a la Luna pero... ¿hemos vuelto?

Tal día como hoy, un 20 de julio, pero de 1969, la humanidad puso por primera vez un pie fuera de la Tierra. El hombre llegó a la Luna. Neil Armstrong hizo históricas aquellas palabras de “un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad”. Minutos después, Edwin “Buzz” Aldrin siguió los pasos de Armstrong y también puso sus pies sobre nuestro satélite.

Mientras tanto, Michael Collins se convertía en el hombre más solitario del mundo. Nunca alguien estuvo más alejado de otro ser humano. Él era quien orbitaba nuestro satélite en el módulo de mando. De ahí se separó el Eagle con Armstrong y Aldrin, y sería Collins el que los recogería de nuevo para llevarlos sanos y salvos a nuestro planeta. Con esto, el Apollo 11 se convirtió en la primera misión que logró llevar a un ser humano a la Luna y traerlo de vuelta a la Tierra sano y salvo, tal y como arengó el presidente John F. Kennedy el 25 de mayo de 1961:

“Creo que esta nación debería comprometerse a lograr el objetivo, antes de que acabe esta década, de llevar un hombre a la Luna y traerlo de vuelta sano y salvo a la Tierra.”

¿Hemos vuelto a la Luna?

Una de las mayores preguntas que hace la gente cuando hablas de la llegada del hombre a la Luna es esta: “¿Y por qué no hemos vuelto?”. Es cierto que Armstrong y Aldrin se llevaron la gloria. Sin embargo, además del 11, otras misiones del programa Apollo pusieron hombres en la Luna. Fueron las 12, 14, 15, 16 y 17.

Estas misiones pusieron un total de 12 hombres en la Luna. A los astronautas Neil Armstrong (1930 – 2012) y “Buzz” Aldrin (1930) se sumaron Pete Conrad (1930 – 1999), Alan Bean (1932), Alan Shepard (1923 – 1998), Edgar Mitchell (1930 – 2016), David Scott (1932), James Irwin (1930 – 1991), John Young (1930), Charles Duke (1935), Gene Cernan (1934 – 2017) y Harrison Schmitt (1935).

XXIII CEA

El viaje a la Luna

Como tal, el viaje a la Luna comenzó el 16 de julio de 1969 a las 13:32 (UTC). El Saturno V, cohete diseñado por Werner von Braun, se elevó desde la plataforma LC 39A del complejo recién rebautizado como cabo Kennedy, antiguamente conocido como cabo Cañaveral, en Florida (Estados Unidos).

A bordo del Saturno V iban los módulos lunar y de mando, denominados Eagle y Columbia, respectivamente. Cuando entraron en órbita lunar, los dos módulos se separaron, quedando Collins a bordo del Columbia mientras que Armstrong y Aldrin viajaban a bordo del Eagle rumbo a la Luna. El alunizaje se produjo a las 20:17 (UTC) del 20 de julio. Sin embargo, tuvieron que pasar 6 horas para que la escotilla se abriera y Armstrong saliera por ella. En la madrugada del 20 al 21 de julio, concretamente a las 2:56 (UTC), tras seis horas desde el alunizaje, Armstrong puso su pie en el Mar de la Tranquilidad de nuestro satélite.

huella luna

Huella de “Buzz” Aldrin sobre la superficie de la Luna || Créditos: NASA

La vuelta a casa

Tras realizar varias operaciones en la Luna, como instalar sismómetros y varios espejos reflectores, los astronautas suben al Eagle para descansar durante algo más de 4 horas y prepararse para el despegue. Los motores del Eagle entraron en funcionamiento a las 19:34 (UTC) del 21 de julio. Pasadas tres horas y media el Eagle y el Columbia ya estaban preparados para el acople. Una vez que los astronautas entraron en el Columbia, el Eagle se volvió a separar, cayendo a la superficie de la Luna.

A las 6:35 (UTC) del 22 de julio y tras varias órbitas a la Luna, el Columbia encendió sus motores para poner rumbo a la Tierra. Setenta horas después llegarían a las aguas del Pacífico. En total, 195 horas, 19 minutos y 6 segundos pasaron desde que el Saturno V encendió sus motores hasta que el Columbia tocó las aguas de nuestro planeta, algo más de 8 días que sirvieron para cambiar la historia.

Antonio Pérez Verde
Responsable de Comunicación del XXIII CEA.

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies