Jesús Martínez Frías: "La vitalidad geológica en un cuerpo planetario es fundamental en relación con la posible emergencia y evolución de la vida"

Jesús Martínez Frías:

En la entrevista de hoy os presentaré a un buen amigo. Se trata de una de las primeras personas que conocí en el Centro de Astrobiología. Él es Geólogo, especializado en Geología Planetaria y el número de publicaciones con las que ha contribuido a la ciencia lo han situado a la cabeza de esta disciplina a nivel mundial. Además, la divulgación científica es algo que practica con frecuencia con actividades que dan a conocer al gran público aspectos geológicos del universo que nos rodea. Su nombre, Jesús Martínez Frías.

En esta entrevista viajaremos a Marte, volveremos a nuestro planeta para hablar de los lugares que más se parecen al Planeta Rojo. También nos contará que es REDESPA y, cómo no, hablaremos de Cuenca y de la relación que tiene este científico con la ciudad. ¡Disfruten de la entrevista!

Para empezar, viajemos a Marte. Si la misión InSight detecta actividad geológica en forma de seísmos, ¿de qué modo cambiará nuestra comprensión del planeta vecino?

Sería una gran noticia. Algunos artículos científicos ya se ha mostrado que Marte pudo tener actividad geológica como volcanismo en tiempos relativamente recientes. Sin embargo aún no sabemos si en la actualidad podría disponer de alguna energía residual que le permitiera estar “geológicamente vivo”, con una geodinámica activa. Y además de la relevancia que supondría este hallazgo, como ya he indicado en alguna ocasión, la vitalidad geológica en un cuerpo planetario es fundamental en relación con la posible emergencia y evolución de la vida, al menos si seguimos el modelo de la Tierra.

Sigamos en el planeta vecino… De todos los lugares que ha visitado en nuestro planeta como análogo marciano, ¿cuál es el que más semejanza presenta?

Esa es una pregunta muy interesante ya que aunque en la Tierra de han definido numerosos análogos de Marte, es bien sabido que no hay ningún lugar en nuestro planeta que sea exactamente como él. Ni en la actualidad ni en el pasado cuando su superficie y condiciones de habitabilidad eran diferentes.

He tenido la posibilidad y la suerte de visitar y trabajar en muchos de ellos: la Antártida, el Sahara, Australia, Costa Rica, Islandia… Y por supuesto en España. Aquí disponemos gracias a nuestra geodiversidad de análogos planetarios de primer nivel como pueden ser Río Tinto, la zona volcánica de Calatrava, el Golfo de Cádiz, el Jaroso-Sorbas-Cabo de Gata o las Islas Canarias, entre otros. Por ello, todos ellos deben ser considerados como las piezas de un gigantesco puzzle que nos permiten comprender mejor los procesos que ocurrieron en el Planeta Rojo y evaluar no solo su pasado a todos los niveles, sino nuestro posible futuro en él.

jesus martinez frias

Parque Natural de Timanfaya, entorno perteneciente al Geoparque UNESCO de Lanzarote y Archipiélago Chinijo || Créditos: Gernot Keller, London (www.gernot-keller.com).

De todos los análogos terrestres de Marte me quedo sin duda con el Geoparque mundial UNESCO de Lanzarote y Archipiélago Chinijo. Es un sitio que, sin duda, es “Marte en la Tierra”. Por esto no es casualidad que se venga utilizando, desde hace ya tres años, como lugar de entrenamiento de astronautas de la Agencia Espacial Europea.

Y ahora, mójese… ¿Para cuándo un ser humano en la superficie de Marte?

Siguiendo lo que comentaba en mi respuesta anterior, creo que ya existe un “caldo de cultivo” global a nivel científico, tecnológico, social. A pesar de que aún hay muchos problemas por resolver en un viaje tan largo y complicado, me hacen ser optimista y yo espero poder verlo. Si tuviera que poner una fecha, diría que el 2035.

Usted y yo coincidimos durante algunos años en el Centro de Astrobiología (CAB/INTA-CSIC). ¿Cuál es la relación entre la geología y las investigaciones astrobiológicas?

Es una relación disciplinar íntima e inevitable. No es casualidad que si acudimos a la Web of Science y ponemos como término de búsqueda “Astrobiology”, los tres campos/áreas de investigación donde se han publicado más artículos científicos sean Astronomía/Astrofísica, Ciencias de la Vida , Biomedicina y Geología. Es un buen indicador de su relevancia científica real. Además, no hay más que ver las portadas de las principales revistas del mundo, donde Geología y Astrobiología van casi siempre de la mano.

Es fundador de REDESPA, la Red Española de Planetología y Astrobiología. Hablenos de este organismo.

En España me cupo el honor de ser miembro del comité fundacional del Centro de Astrobiología, una iniciativa pionera a nivel nacional e internacional liderada por el Prof. Juan Pérez-Mercader. Sin embargo siempre había pensado que, además de un centro de investigación de prestigio como es el CAB, se necesitaba en España algo más amplio, más incluyente. Se necesitaba algo que cubriera los aspectos de ciencia, educación, divulgación y comunicación científica. También que permitiera integrar, de manera flexible y versátil, a grupos, sociedades, organizaciones, personas, departamentos, planetarios, museos, periodistas científicos, etc., creando sinergias en todo el país. Este hueco lo cubrió inicialmente la Red Astrobionet de RedIRIS que fundé en 1999 y que estuvo funcionando hasta 2002. Visto de manera retrospectiva, la fuerza de la inauguración oficial del CAB en 1993 eclipsó, como no podía ser de otra manera, esta iniciativa.

Pero realmente ha sido RENANET en 2013 la organización que, con el apoyo del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, ha conseguido este objetivo integrador a nivel nacional con repercusión internacional en todos los ámbitos. REDESPA cuenta para su desarrollo con un Comité Nacional del que forman parte más de medio centenar de especialistas e instituciones, y un Comité Científico Internacional constituido por expertos de reconocido prestigio.

No es casualidad que sea el Prof. Juan Pérez-Mercader quien aceptara liderar esta iniciativa. Es el único miembro español este Comité Internacional y tiene la calidad de Miembro de Honor. Posteriormente se unió como Miembro Asociado Excepcional el astronauta y hoy Ministro Pedro Duque.

El establecimiento de REDESPA ha sido recogido en las principales instituciones internacionales: NASA Astrobiology Program, EANA, COSPAR, Astromap y Saganet. En 2014 fue incluida oficialmente en el directorio de organizaciones de la Unión Astronómica Internacional (IAU).

REDESPA también ha surgido con fuerza en las redes sociales y cuenta ya en Facebook con 3.000 seguidores. Por poner varios ejemplos de la relevancia internacional alcanzada en estos años, REDESPA representa actualmente a la Astrobiología de España en EANA (European Astrobiology Network Association) a través de la Dra. Rosa de la Torre, investigadora del INTA y vicedirectora de REDESPA. Asimismo, REDESPA ha actuado como miembro fundacional de la Red Iberoamericana de Astrobiología y del Instituto Europeo de Astrobiología, al que el CAB se ha adherido posteriormente.

Imagine que voy paseando por el campo y me encuentro con una extraña roca. Se me pasa por la cabeza que podría tratarse de un meteorito. ¿Cómo debo proceder?

Los meteoritos forman parte desde 2007 del patrimonio geológico de acuerdo con la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad del 13 de diciembre de dicho año (artículo 38). Por ello, lo primero es llevar el ejemplar a una institución pública, sea un centro de investigación, una universidad, un museo, o cualquier otra para que se encargue de su identificación, verificación y clasificación.

meteorito

El meteorito que cayó en Molina de Segura (Murcia) es el más grande de los recuperados en España || Créditos: Jesús Martínez Frías / MNCN.

Usted ha participado en varios ciclos de conferencias de “La Diversidad de la Astronomía” organizados por AstroCuenca. ¿Qué le gusta recordar de sus visitas a Cuenca?

Castilla-La Mancha debería tener un mayor reconocimiento en los ámbitos culturales y científicos, pues es una de las comunidades españolas donde se realizan magníficas actividades de relevancia nacional e internacional. Cuenca es un ejemplo de ello, una ciudad vital, con una actividad cultural extraordinaria. Para mí siempre es un placer ir a Cuenca.

Además, he tenido el placer de colaborar oficialmente con el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha en varios temas que incluyen actualizaciones de salas y exposiciones, organización de seminarios y conferencias y, recientemente, la creación de la Asociación de Amigos de los Museos Científicos de Castilla-La Mancha.

Creo que el ciclo de conferencias “La Diversidad de la Astronomía” ha contribuido significativamente al desarrollo tanto de esta disciplina y de las ciencias del espacio y la astrobiología en general. Por eso me siento orgulloso de haber participado desde sus inicios en sus actividades.

¿Cuándo comenzó su interés por la ciencia?

Mis padres contribuyeron de manera decisiva a promover mi curiosidad por las cosas. Siempre me ha interesado el Espacio: ya de pequeño, con 7 u 8 años, era un gran lector, sobre todo de tebeos. A mí me gustaban los comics de superhéroes: los 4 Fantásticos, la Patrulla X, hoy conocidos como X-Men, los Vengadores, Spiderman, etc. En esa época, a finales de los 60, acababan de llegar a España y eran algo extraordinario. Me ayudaron a abrir mi mente y a mantener viva la curiosidad y el interés por la lectura sobre un tema con el que disfrutaba.

Con 8 años, la llegada a la Luna me dejó totalmente impresionado. Luego vinieron los libros de divulgación y las novelas y el cine de ciencia ficción. Luego, justo antes de entrar en la universidad, Enrique, mi fantástico profesor de geología del Instituto Calderón de la Barca de Madrid, me situó en la trayectoria académica adecuada.

Posteriormente, estando ya en la Facultad, algunos de mis profesores, y Carl Sagan, con la maravillosa serie “Cosmos”, hicieron que supiera a lo que quería dedicarme.

¿Cuál ha sido para usted el científico más relevante de la historia y por qué?

Es muy difícil decantarse por solo uno, Newton, Einstein, Darwin… Siempre me ha gustado Leonardo Da Vinci, probablemente por su faceta multidisciplinar y su capacidad de integrar Arte, Ciencia y Naturaleza.

¿Qué es lo más valioso de un astrónomo aficionado?

Mi contacto con los astrónomos aficionados me ha permitido confirmar su importancia real, tanto para la ciencia, como para la conexión entre ciencia y sociedad, con esa permanente ilusión que muestran en las observaciones nocturnas y esa vitalidad de conocer y sorprenderse día a día, noche a noche, con la grandiosidad de la cúpula celeste.

El XXIII CEA es una reunión de astrónomos aficionados al que pueden asistir todo tipo de personas que sientan cualquier tipo de interés por la Astronomía. ¿Qué argumento le daría al que todavía tenga dudas de asistir?

Creo que es una oportunidad única y extraordinaria para conocer mejor nuestro Universo y a las personas que, desde distintas perspectivas, intentamos conocerlo, comprenderlo y vivirlo.

Jesús Martínez Frías nació en Madrid en 1960 y es doctor en C.C. Geológicas, director de REDESPA y Jefe del grupo de investigación de Meteoritos y Geociencias Planetarias y del Laboratorio de Geociencias de Lanzarote en el IGEO (CSIC-UCM).

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad