• Sábado 23 de Septiembre de 2017

Llega la lluvia de estrellas de las Perseidas

Llega la lluvia de estrellas de las Perseidas

Como cada año las Perseidas acuden fieles a su cita. Durante los días 12 y 13 de agosto nuestro planeta atravesará la parte más densa de los desechos que el cometa Swift-Tuttle ha ido dejando a su paso. En otras palabras: el máximo de la lluvia de estrellas de las Perseidas podremos verlo la noche del próximo sábado a domingo. Estas estrellas fugaces adquieren el apodo de “Lágrimas de San Lorenzo” por estar cercana la festividad de este santo, patrón, por ejemplo, de la conocida localidad de Alcalá del Júcar.

El gran impedimento para observar las Perseidas este año será la Luna, que acaba de salir de la fase de llena y su luz contaminará el cielo con la consecuencia de que los meteoros más débiles no los podremos apreciar. Es por esto que la mejor forma de ver esta lluvia de estrellas será mirando al cielo dejando la Luna a nuestra espalda para que nos entorpezca lo menos posible. Y al igual que en el resto de lluvias de estrellas, lo mejor es observarlas a simple vista ya que así podrán rastrear un área de cielo mayor que si usan algún instrumento astronómico.

La duración de las Perseidas

Pero las Perseidas no son cosa de una noche: en los meses de julio y agosto nuestro planeta comienza a atravesar ese rastro de despojos de cometa, técnicamente llamados meteoroides. Ese camino de meteoroides se conoce como tubo meteórico y estos fragmentos, cuando  atraviesan la atmósfera forman lo que conocemos como estrellas fugaces. Conforme la Tierra se va adentrando en esta nube de meteoroides, la actividad de las Perseidas aumenta hasta llegar a la fecha del máximo donde se podrán apreciar entre 60 y 80 meteoros por hora. Al pasar esta fecha, el número de meteoros visibles caerá hasta que la Tierra salga del tubo meteórico y cese la actividad.

Perseidas

Lluvia de estrellas, cielos despejados y a ponerse cómodo para ver las Perseidas || Créditos: APOD/Adrian West.

El tamaño de estos meteoroides que el Swift-Tuttle va dejando a su paso suelen ser de un tamaño equivalente a un grano de arena. El efecto de la estrella fugaz o meteoro se produce cuando este meteoroide impacta contra la atmósfera a una velocidad de unos 50 Km/s. Debido a la fricción, su temperatura se eleva hasta varios miles de grados centígrados de manera prácticamente instantánea, desintegrándose. Producto de todo ello, el meteoroide nos ofrece el efecto de lo que conocemos como estrella fugaz o meteoro.

Tamaño de las Perseidas

Eventualmente, los meteoroides pueden tener un tamaño algo mayor, como de un grano de arroz o una lenteja. En ese caso, el destello que produce el meteoro es sustancialmente mayor, llegando incluso a brillar tanto como el planeta Venus. En esos casos, el meteoro pasa a llamarse bólido.

Así que ya tienen plan para este fin de semana. Si este sábado por la noche quieren hacer algo diferente, aléjense de las luces urbanas, vayan a un descampado, lleven algo de abrigo porque aunque sea agosto por las noches refresca, lleven también algo de comida, algo de bebida y por supuesto, ¡lleven compañía! Porque estas cosas se disfrutan mucho más si se comparte la experiencia.

Las Perseidas, como muchas de las lluvias de estrellas que suceden a lo largo del año, son eventos a los que el astrónomo aficionado le dedica tiempo a la vez que ofrece sus legados en forma de fotografías, crónicas, vídeos… Es por esto que fenómenos como éste tendrán cabida en el XXIII Congreso Estatal de Astronomía que se celebrará en Cuenca del 1 al 4 de noviembre de 2018.

Antonio Pérez Verde
Responsable de Comunicación del XXIII CEA.

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies