• Domingo 19 de Noviembre de 2017

¿Por qué Plutón ya no es un planeta?

¿Por qué Plutón ya no es un planeta?

Hace un tiempo, en nuestro sistema solar existía un planeta más allá de Neptuno que se llamaba Plutón. ¿Qué ocurrió para que este último planeta perdiera su categoría? Para ello tenemos que remontarnos a 2006, concretamente a la asamblea de la Unión Astronómica Internacional (IAU) que ese año se celebró en la ciudad de Praga (República Checa). Allí se propuso la actual definición de planeta, aquélla que degradaría a Plutón. ¿Por qué?

Todo comienza en la década de 1990 con el descubrimiento de objetos más allá de la órbita de Neptuno cuyos tamaños eran similares al de Plutón. Estos objetos, llamados transneptunianos, son, por ejemplo Haumea, Sedna o Makemake. Tal vez les resulten extraños sus nombres, pero tiene su explicación ya que han utilizado la mitologías inuit o la pascuense para nombrarlos y no la griega o romana, que es a la que estamos acostumbrados.

Con estos hallazgos, aumentaba el número de cuerpos relativamente grandes del sistema solar y debían tomar una decisión: ampliar el número de planetas del sistema solar a medida que se iban descubriendo más cuerpos o la otra opción que, como se suele decir, era cortar por lo sano. Eligieron la segunda y en aquella asamblea celebrada en Praga de la que les hablé más arriba, la Unión Astronómica Internacional, resolvió que un planeta es un cuerpo celeste que:

  1. Está orbitando alrededor del Sol.
  2. Tiene suficiente masa para adquirir una forma prácticamente esférica.
  3. Ha limpiado la vecindad de su órbita.

XXIII CEA

Por otro lado, también se definió la categoría de planeta enano, siendo éste un cuerpo celeste que:

  1. Está en órbita alrededor del Sol.
  2. Tiene suficiente masa para adquirir una forma prácticamente esférica.
  3. No ha limpiado la vecindad de su órbita.
  4. No es un satélite.
Pluto_reduced

El planeta enano Plutón visto por la sonda New Horizons en julio de 2015 || Créditos: NASA/JHUAPL/SwRI (ampliar).

Para el resto de cuerpos que no entren dentro de las categorías “planeta” o “planeta enano” pasarían a formar parte de una tercera categoría llamada pequeños cuerpos del sistema solar, como por ejemplo los cometas, los asteroides o los satélites. ¿Ven la diferencia entre “planeta” y “planeta enano”? Si no hablamos de un satélite, la diferencia es que no ha limpiado la vecindad de su órbita. Y eso es lo que le ocurre a Plutón.

¿Esto qué quiere decir? Se puede explicar viendo cómo la órbita de Plutón atraviesa la zona conocida como Cinturón de Kuiper, esto es, un disco formado por cuerpos situados más allá de la órbita de Neptuno, y al cruzarse con objetos de un tamaño similar al suyo, implica que no ha limpiado la vecindad de su órbita. Por lo tanto, Plutón pasó de ser un planeta a ser un planeta enano.

Les emplazo de nuevo a 2006: mientras que en agosto se aprobó la nueva definición de planeta, en enero de ese año se lanzó la sonda New Horizons rumbo a Plutón, es decir, la nave espacial fue lanzada cuando era todavía un planeta y sin embargo, el 14 de julio de 2015 esa misma nave realizó la inserción orbital en Plutón, que ya no era un planeta, sino un planeta enano.

PlutoSatellites_reduced

Plutón y sus cinco satélites: Caronte, Estigia, Cerbero, Hidra y Nix || Créditos: NASA, ESA,  L. Frattare (STScI) (ampliar).

Por último, uno de los beneficiados de esta nueva definición fue el antiguo asteroide Ceres, situado entre las órbitas de Marte y Júpiter que, por ser esférico, orbitar al Sol y no haber limpiado su vecindad orbital también pasó a ser un planeta enano, ascendiendo de categoría. Y para terminar, una curiosidad: a bordo de la sonda New Horizons viajaron una parte de las cenizas de Clyde Tombaugh (1906-1997), la persona que descubrió a Plutón.

Imagen de cabecera: representación artística de la sonda New Horizons || Créditos: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

Antonio Pérez Verde
Responsable de Comunicación del XXIII CEA.

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies