Beleña, al 85%, obligado a soltar agua por seguridad

Juan Pedro Palomo

Los embalses del Guadiana en Ciudad Real y el río Júcar en Cuenca también presentan notables efectos por las lluvias.

El sonido del embalse de Beleña evacuando agua a máxima potencia. La imagen de los últimos meses se transforma en ésta. Tras las lluvias el pantano se encuentra al 85%. El vaciado es una medida de seguridad que no ha sentado bien a todo el mundo.

Los agricultores de Guadalajara insisten en que no se está aprovechando el agua del pantano de Beleña, que a ellos les vendría tan bien para sus campos.

La Confederación Hidrográfica del Tajo ha tenido que abrir las toberas al máximo, mientras los regantes del Bornova siguen con restricciones para la próxima campaña. Piden una tubería que conecte con la presa del Alcorlo.

Mejora en el Guadiana

También mejoran notablemente los embalses de la cuenca del Guadiana. En su conjunto almacenan 19 hectómetros cúbicos más que hace una semana. Las lluvias han aumentado en más de 60 hectómetros cúbicos las reservas en la provincia de Ciudad Real.

El pasado 27 de febrero se abría la puerta a borrascas encadenadas y a dia de hoy en Ciudad Real se ha completado la mejor racha de precipitaciones continuas desde el 2010. Una situación que ha permitido cerrar el grifo del trasvase de agua y garantiza el abastecimiento para cuatro años.

 

Las lluvias han dejado bastante agua en toda la provincia de Ciudad Real, pero hay una localidad que se ha llevado la palma.Les hablamos de Fuencaliente en la que han caido 240 litros han caído desde el 27 de febrero. Unos buenos datos que no se veían desde 2010.

Se ha convertido así en el municipio de la provincia de Ciudad Real en el que más ha llovido estos últimos días, dejando imágenes como las que pueden ver en este vídeo:

El río Júcar recupera su caudal

A pesar de que las lluvias caídas en las últimas semanas han recuperado el caudal medio del río Júcar, el sistema Júcar se encuentra en alerta y al 28% de su capacidad. Ante posibles crecidas del río Júcar, en Cuenca se va llevar a cabo un proyecto pionero para disminuir los riesgos de inundación de este río y del Moscas a su paso por la ciudad.

El Júcar recupera parte de su caudal gracias a las precipitaciones caídas desde finales de febrero. Unas lluvias que han aumentado en 30 hectómetros cúbicos el volumen del embalse de Alcarcón que llevaba más de un año con su capacidad estancada.

Precisamente en Cuenca empezarán en breve las obras de un proyecto piloto, para disminuir el riesgo de inundación por los ríos jucar y moscas. Un proyecto, el de Cuenca, que será un modelo que se exportará a otras ciudades de España.

CMM

 

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad