Los botiquines farmacéuticos: el remedio de los pueblos sin farmacia

A falta de farmacia, botiquines farmacéuticos. Son una fórmula de despacho de medicamentos que está teniendo muy buena aceptación en zonas rurales donde no es viable poner una farmacia por falta de población. En la provincia de Ciudad Real ya hay 18, y está previsto que se instalen hasta 50 más en toda Castilla-La Mancha.

Los medicamentos en las zonas rurales

Camino es la farmacéutica de San Carlos del Valle. Dos días en semana, a mediodía, cuando cierra su farmacia, se acerca a Pozo de la Serna. Regenta este botiquín, en esta localidad de 350 habitantes. Esta farmacéutica sabe que el 90 por ciento de la población de este municipio ciudadrealeño no tiene carné, y si le quitas la farmacia se quedan sin ella. Tienen que depender de alguien. por eso, los martes y los viernes, los poceños después de ir al médico, aprovechan también para comprar sus medicinas. medicinas que consiguen gracias al trato personalizado. Camino atiende sus pedidos, incluso, cuando no está en la localidad.

Ante la falta de negocio, preservar una atención farmacéutica universal

Sin el botiquín no sería posible dispensar medicinas en Pozo de la Serna porque mantener una farmacia en municipios tan pequeños no es viable.

Actualmente hay 175 en toda Castilla-La Mancha con riesgo real de cierre. Hay 90.000 pacientes en Castilla-La Mancha sin ninguna farmacia en su población y 23.000 que podrían quedarse sin profesionales sanitarios cerca, afirma Francisco José Izquierdo, presidente del Colegio Farmacéuticos Ciudad Real.  Por ello, el botiquín es la única forma de garantizar una atención farmacéutica universal.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad