La falta de lluvias provoca problemas en la campaña del cereal, se espera una merma del 70%

Preocupación entre los agricultores de la Castilla-La Mancha por las malas expectativas en la campaña de recogida del cereal. La falta de lluvias en el mes de mayo y las altas temperaturas de las últimas semanas podrían provocar una merma de un 70% de la producción con respecto al año pasado. Según Agroseguro podrían ser unas 100.000 las hectáreas afectadas en toda Castilla-La Mancha.

Hemos dejado atrás un mes de mayo seco y el campo se resiente. Tanto es así que la falta de lluvia amenaza la cosecha de cereales en la provincia de Guadalajara. Las comarcas de La Alcarria y la Campiña son las más perjudicadas.

Eusebio es uno de los agricultores afectados. En las parcelas de La Campiña apenas hay grano. La sequía ha creado tal desaliento que los agricultores ya han empezado a dar parte al seguro.

En vista de que no granaba la espiga ya se han segando en verde algunas parcelas para sacarles rentabilidad. Pero en La Alcarria es aún peor. Donde todavía hay esperanza es en Molina de Aragón y Sigüenza porque ha llovido algo.

“Puede pasar lo mismo que en la zona de La Campiña y la zona de las alcarrias que se está yendo la cosecha o puede llovernos y tener una buena cosecha por esa zona. Esa es la situación”, explica Antonio Torres, secretario general de APAG (Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos). Y añade que “las expectativas no son buenas“.

Agroseguro ha comenzado ya las tasaciones en cereales en las provincias de Madrid y Toledo, y en esta semana lo hará en Guadalajara.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad