• Viernes 23 de Junio de 2017

Investigan dos presuntos secuestros virtuales en Sigüenza

Lograron que una de las víctimas enviara 800 euros a una persona de Santiago de Chile tras recibir la llamada que le hizo creer que había secuestrado a uno de sus hijos.

Noticia Detalle

La Guardia Civil de Guadalajara investiga dos presuntos delitos de extorsión a través de la modalidad del secuestro virtual. Presuntos secuestros virtuales que se habrían producido este mismo mes de marzo en la localidad guadalajareña de Sigüenza. En dos domicilios de esta localidad se recibieron sendas llamadas telefónicas cuyos interlocutores hicieron creer a las víctimas que habían secuestrado a uno de sus hijos y que tenían que pagar una cantidad de dinero si querían volver a verlos con vida. En una de estas ocasiones consiguieron su propósito, logrando que una de las víctimas enviara 800 euros a una persona de Santiago de Chile a través de una empresa de envío de dinero.

El secuestro virtual comienza con una llamada telefónica realizada a una persona elegida al azar, en la que el delincuente simula tener secuestrado a un familiar de la persona que recibe la llamada y, bajo amenazas de diferente índole, exige una cantidad de dinero para ponerlo en libertad. Los delincuentes llegan a fingir gritos solicitando auxilio y, en ocasiones, la voz del supuesto secuestrado para conseguir su propósito.

Pero ¿cómo hay que actuar ante este tipo de casos? Se recomienda mucha precaución con llamadas entrantes con prefijos desconocidos o numeración oculta. Una vez atendida una llamada extorsiva mantener en todo momento la calma y serenidad. Escuchar y dejar hablar a nuestro interlocutor, grabando la conversación si es posible. No facilitar nunca durante la llamada datos personales, familiares, de ubicación de contacto.

Dejar siempre una línea de telefonía libre para intentar localizar a la supuesta víctima y/o avisar a la Guardia Civil, simultáneamente. Intentar realizar alguna pregunta muy personal de la víctima que le permita, en base a la contestación, concluir que es un falso secuestro. No efectuar nunca por nuestra cuenta pagos monetarios o entregas de efectos de valor requeridos por el extorsionador. No dudar en cortar la comunicación. Posiblemente desistirán y buscarán otra posible víctima. Escribir inmediatamente todo lo que se recuerde y denunciar siempre los hechos a la Guardia Civil.

De igual modo, aconsejan controlar los datos volcados en las redes sociales y evitar encuestas por las que se pregunte por datos personales. Estos datos pueden ser utilizados por los criminales para hacernos creer que es un secuestro real.

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies