La Consejería de Sanidad destaca la excepcionalidad del caso de la niña de Torrijos afectada por una enfermedad rara

El caso de la niña de Torrijos, Toledo, que sufrió encefalomeningitis por una ameba, de la que se contagió en la piscina cubierta de la localidad, es un caso “único” y “excepcional”. Son las valoraciones del director general de Salud Pública de Castilla- La Mancha.

Según Manuel Tordera Ramos, el de la menor de Torrijos, es el primer caso que se ha detectado en nuestro país. Y ha señalado la importancia de que la pequeña haya sobrevivido a esta enfermedad rara de la que es causante una ameba “de vida libre”.

Según Tordera, la niña se contagió con el protozoo en la piscina, vía nasal. De allí pasó a la cabeza por el nervio olfativo hasta alojarse en el cerebro y meninges, causando infección.

Se trata de una enfermedad rara que en Estados Unidos ha contabilizado 140 casos en 15 años. De hecho, en nuestro país no se había detectado ningún caso hasta ahora.

Desde la Consejería de Sanidad se llama a la calma a la población por la excepcionalidad del caso, cuya contagiosidad es “bajísima”, en palabras de Tordera, quien destaca la gran labor de los profesionales del Hospital Virgen de la Salud de Toledo que trataron a la pequeña.

Tordera ha informado además de que la piscina en donde ocurrió el contagio ha sido tratada.

Hay 400 casos conocidos en todo el mundo y el de la niña toledana es el primero. Además con final feliz porque la menor ha sobrevivido a una enfermedad rara mortal en el 97 por ciento de los casos. Solo hay una docena de supervivientes en el mundo. De ahí que se considere un caso excepcional y bajo estudio del que están pendientes las revistas científicas.

Desde marzo, cuando contrajo la enfermedad, los facultativos están completando la investigación. La menor sigue bajo control por la posibilidad de que sufra secuelas.

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad