Mapa de contaminación de CLM: Puertollano, la ciudad más contaminada y Ciudad Real, la más limpia

Como en nuestra vecina Madrid, en Castilla- La Mancha la principal fuente de contaminación del aire es el tráfico, aunque también tenemos otros focos de contaminación atmosférica como son las industrias presentes en ciudades como Puertollano o la zona del Henares, en Guadalajara.

Son estos dos motivos: el tráfico y la industria los que marcan en rojo o en verde el mapa de contaminación de Castilla- La Mancha.

En los lugares más contaminados, es precisamente, donde hay colocados más medidores que monitorizan los niveles de contaminantes producidos tanto por los tubos de escape como por calefacciones e industrias.

Las más o menos contaminadas

Por su concentración de fábricas, Puertollano destacaría en rojo por ser la ciudad con más contaminada de Castilla-La Mancha,  mientras que Ciudad Real capital destacaría en verde por ser la ciudad más limpia. Cuenca, sería una situación intermedia porque está considerada  ciudad zona de influencia de Valencia y su contaminación. Aunque todo depende de cómo sople el viento.

Toledo y Guadalajara son también zonas de influencia de Madrid y de esa boina de contaminación que en muchos casos aunque no se vea, traslada algunos de sus contaminantes hasta nuestras ciudades.

La doctora Maria Teresa Baeza, de la Escuela de Ingeniería Industrial de UCLM, lo explica como si la contaminación fuera una olla de cocido en donde se cocinan varios ingredientes, en este caso, los tubos de escape, las chimeneas industriales salen contaminantes como el NOX, los compuestos orgánicos, son malos por sí mismo (si los respiras afectan a la salud), pero en la atmósfera se cocinan y se empiezan a mezclar y a transformar en otros contaminantes como el Ozono que pueden llegar a ser más perjudiciales para nuestra salud.

En zonas rurales, despobladas lejos de lo que pensamos, hay presencia de este Ozono que no tiene color, pero es perjudicial porque en la baja atmósfera actúa como oxidante.

De momento, es impensable que en Castilla-La Mancha alcancemos los niveles 1 o 2 de contaminación alcanzados en Madrid o Barcelona. Pero todo depende de la evolución y de las medidas que tomemos en la región.

España, un caso curioso

Como dato curioso: nuestra cultura de bares juega a nuestro favor. Por eso, en España, muy al contrario de lo que ocurre en los países del norte, asegura Baeza, tendemos a “vivir en la calle”. Esto hace que pese al frío la gente no abuse de las calefacciones, una de las principales fuente de contaminación en los núcleos urbanos.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad