• Domingo 23 de Julio de 2017

El hermano del marido de la mujer asesinada en Quintanar de la Orden se declara culpable

El marido, Francisco Javier Carrión, fue puesto en libertad bajo fianza hace apenas quince días.

Tras comparecer y declararse culpable, la juez, que le imputa un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento, ha decretado prisión comunicada sin fianza. Así lo ha dictado la magistrada que ha estado todo el día interrogando al nuevo detenido por la muerte de la vecina de Quintanar de la Orden asesinada a principios de año. El sospechoso, que es el hermano de su marido, va a ingresar en la prisión de Ocaña.

El hermano del marido de Isabel Laureana había sido detenido esta misma mañana por la Guardia Civil por su presunta implicación en el asesinato, según han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno a Castilla-La Mancha Media. Una detención que se había producido por orden judicial del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Quintanar de la Orden, en Toledo. Se le había detenido en base a las últimas pruebas realizadas sobre el ADN.

Una detención realizada quince días después de que Francisco Javier Carrión, el hasta ahora único investigado por este crimen, fuera puesto en libertad bajo fianza, precisamente porque las pruebas de ADN encontradas en el domicilio dieron resultado negativo. Tuvo que pagar una fianza de 20.000 euros. El marido llevaba nueve meses y medio en prisión.

Fue él mismo, cuándo el pasado 11 de enero avisó a la Guardia Civil de que había encontrado el cuerpo sin vida de su mujer. Estaba en su casa con heridas por diversas puñaladas que le causaron la muerte. Según relataba su abogado, decía que “no se explicaba” cómo había ocurrido todo y se pasaba llorando las visitas de sus familiares.

Aunque en un principio se habló de un posible robo al que se habría resistido, un día después el hombre resultaba detenido como sospechoso debido a las contradicciones que tuvo en su declaración. Cinco días después, el 16 de enero,  la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Quintanar de la Orden decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para el marido de la fallecida.

Desde el primer momento, la familia del detenido y de la mujer asesinada han mantenido la inocencia del único sospechoso de esta muerte. En un comunicado sostuvieron que no tenían “la más mínima duda de su inocencia”. El portavoz de ambas familias, José Bernardino Tello, sostenía que “el único argumento que emplea la Fiscalía son las contradicciones que cometió en las declaraciones el día de los hechos, pero son achacables a su estado de shock”. Una versión que mantuvo con el levantamiento del secreto de sumario, apenas un mes después del suceso.

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies