• Sábado 22 de Julio de 2017

¿Qué piensan los autónomos de la nueva ley?

Analizamos con Patricia, Pilar y Nuria, tres empresarias con pequeños comercios en Toledo, la medida aprobadaeste jueves en el Congreso de los Diputados.

Más de 3 millones de personas en nuestro país son autónomos. Este pasado jueves salía adelante con la oposición de PSOE, Podemos y ERC la ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo que, entre otras medidas, amplía la tarifa plana y contempla poder darse de baja y de alta hasta en tres ocasiones al año por falta de actividad.

Quedan, sin embargo, fuera muchas reivindicaciones como asegura Patricia. Desde hace tres años,  abrir la óptica a la que acude cada día le cuesta  1.000 euros al mes.  Se quedó con la óptica en la que estaba trabajando desde hacía más de 10 años. Junto a su socia Pilar pasaron de tener una nómina a ser empresarias. La única ventaja que tiene serlo, opina, es “que nadie de manda”.
Este verano no van a contratar a nadie. No pueden asumir más pagos. Se van a tener que conformar con una semana de vacaciones cada una porque “es muy costoso contratar a alguien sólo un mes. Tienes que pagarle su seguridad social y a parte su sueldo” apunta Patricia, “la Seguridad Social cuesta 600 euros y luego el sueldo 1.500”.

El caso de Nuria es el de otros tantos que se quedaron sin trabajo en plena crisis con más de 40 años y optaron por emprender como única salida. Ahora trabaja de martes a domingo y una media de diez horas y las vacaiones son, confiesa, “una cabezonería, por descansar. No porque te las puedas permitir”.
La reforma de los autónomos que amplía la tarifa plana de 50 euros de cuota a un año no ayuda ni a Patricia ni a Pilar ni a Nuria. Ésta última piensa que se debería pagar en función de lo que ganas. Es sensato”.
En la nueva ley esto queda fuera este tipo de reivindicaciones.  Tampoco les beneficia poder darse de alta y de baja hasta tres veces al año porque no tengan actividad.
En la mayoría de los casos autónomos creen que pagan un alto precio por serlo.

Medidas de la nueva ley

Ampliación de la bonificación de 50€ de la tarifa plana de los seis meses actuales a un año.

Además, se flexibilizan las condiciones para acogerse a la medida reduciendo el plazo sin cotizar en autónomos a dos años y no a cinco como se exige ahora.

Las madres autónomas que hubiesen cesado su actividad por maternidad, adopción, etc., y se reincorporaran al trabajo durante los dos años posteriores a la fecha del cese, podrán disfrutar de una tarifa plana de 50 euros por un periodo de 12 meses.

Las trabajadoras por cuenta propia dispondrán de una exención del 100% de la cuota de autónomos durante un año por cuidado de menores o dependientes.

Los autónomos en edad de jubilación y con trabajadores a su cargo podrán cobrar el 100% de su pensión y, a la vez, seguir trabajando.

Los autónomos puedan tener cubiertos los accidentes ‘in itinere’. Es decir, aquellos que son susceptibles de producirse en el trayecto tanto de ida como de vuelta entre la vivienda y el trabajo.

Los autónomos podrán cambiar hasta cuatro veces al año su base de cotización para adecuarla mejor a los ingresos.
Se permite en tres altas y tres bajas al año que los autónomos sólo paguen por los días que han trabajado, en el mes de alta o de baja.
Se reducen, y no sólo para los autónomos, los recargos de la Seguridad Social a la mitad del 20% actual al 10% en el primer mes, en caso de pago de la cuota con retraso.
Se devolverá de oficio el exceso de cotización de las personas en pluriactividad sin que sea la persona la que deba solicitar su devolución.
Hemos conseguido además corregir que la cuota de los societarios se desvincule a la subida del SMI -este año se incrementó en un 8%-y se determine a partir de ahora en los PGE de cada ejercicio, tras dialogo con las organizaciones de autónomos más representativas.

Se mejoran sustancialmente las condiciones de las personas con discapacidad para emprender y también de los hijos con discapacidad de los autónomos, que podrán contratarlos.

Los autónomos tendrán derecho a la formación adaptada a sus necesidades reales para mejorar su consolidación empresarial y su competitividad.

Se establece un 20% de deducción de los gastos de suministros de agua, luz, electricidad y telefonía cuando el autónomo trabaja desde su casa y se establecen deducciones para la manutención afecta a la actividad de hasta 12 euros diarios siempre y cuando puedan comprobarse fehacientemente por medios telemáticos.

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies