Silbidos a Pedro Sánchez en un Día de la Hispanidad pasado por agua

Un año más, el clima político ha marcado el desfile del 12 de Octubre. Ha sido el primero para Pedro Sánchez como presidente. A su llegada, ha escuchado pitidos y abucheos. Le han llamado, entre otras cosas, “okupa”. Todo lo contrario para el Rey Felipe VI, recibido con aplausos horas después de que el Parlament de Cataluña aprobara una resolución contra él y la Monarquía.

Y todo esto en un desfile algo más deslucido que otros años, porque el tiempo ha obligado a suspender casi toda la parte aérea. De los 88 aviones que iban a participar sólo lo ha hecho la patrulla águila. Ha ganado la precaución, sobre todo, teniendo en cuenta que hace un año, el piloto de eurofighter Borja Aybar falleció cuando regresaba tras el desfile a la base aérea de Los LLanos.

Page apoya al Rey

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, también ha aprovechado su presencia en ese desfile para destacar la figura del Rey en este momento político.

Mientras, en Barcelona, miles de personas han acudido a la concentración convocada por más de un centenar de organizaciones en contra del Independentismo.

Al mismo tiempo, unas 2.000 personas aproximadamente según la Guardia Urbana se han manifestado este viernes a mediodía en el centro de Barcelona con consignas contra el fascismo y contra el racismo coincidiendo con el Día de la Hispanidad, festividad que consideran que enaltece el concepto de raza.

 

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad