Farcama recorre la historia de la región por su artesanía, y premia a Tomás Bux

Del encaje de bolillos de Almagro a la cerámica de Talavera de la Reina, pasando por los cuchillos de Albacete o las espadas de Toledo. Castilla-La Mancha es como es gracias también a su artesanía. Enseguida recorremos nuestra historia a través de de los productos que podemos encontrar en Farcama hasta el próximo domingo.

Los pasillos no llevan hasta el sonido de estas bobinas: el famoso encaje de bolillos de Almagro (Ciudad Real). Y 25 lleva Mario, que viene de puente del arzobispo para mostrar el arte de la cerámica.

Pero la provincia de Toledo también nos conduce hasta los muebles de Sonseca y, cómo no, las espadas y el damasquinado.

En Guadalajara: naturaleza en forma de cosmético de la mano de la margarita feliz

Premio a Tomás Bux


Entre los artesanos que esta mañana han sido reconocidos en Farcama se encuentra el conquense Tomás Bux. Toda una vida dedicada a la escultura cerámica y hemos pasado por su taller para conocer en profundidad su obra.

Desde los 15 años trabajando la cerámica de forma artesanal. Moviendo el torno a pie y moldeando con las manos. El Gobierno Regional ha querido reconocer su trabajo con el título de Maestro Artesano.

La obra de Tomás Bux es personal e inconfundible. Al igual que los ojos observadores que marcan su estilo Buxiano.

No son tiempos fáciles para los artesanos, pero estos reconocimientos compensas.

Desde su taller en Cuenca, Tomás Bux sigue demostrando que es capaz de hacer magia con las manos moldeando la cerámica.

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad