• Sábado 23 de Septiembre de 2017

Quinta edición del festival Timelapse "El Castillo" de Molina de Aragón

Una técnica que capta momentos de larga duración y que se reproducen a mayor velocidad creando imágenes sorprendentes. Es el primer festival a nivel internacional especializado en timelapses

Captar momentos que transcurren de manera pausada y reproducirlos a cámara rápida es la técnica fotográfica del Timelapse que este fin de semana, en Molina de Aragón, han celebran su quinta edición del un festival Festival Internacional de Timelapse “El Castillo”, el único que se celebra en todo el mundo.

Miguel Angel Langa es uno de los participantes en este festival ofreciendo unas imágenes que requieren un especial requerimiento, estar cargado de paciencia y de pasión que el mismo indica “es cuestión de dedicarle tiempo e ir aprendiendo poco a poco”.

Señala que cada timelapse que crea le gusta dar “mi punto de vista, lo que yo veo a través de mi cámara hasta conseguir una secuencia de 200- 300 fotos para sacar 10 segundos de una imagen increíble“. Disfruta viviendo la vida a otro ritmo, horas convertidas en segundos; segundos, que unas veces están cerca, pero son imperceptibles si no hay tiempo. “Cada segundo son 25 fotografías, de media suelen salir de 6.000 fotografías, hasta 45.000 en algunos casos”, calcula Miguel Ángel para ser conscientes de las horas empleadas en cada proyecto. Uno de ellos en Barranco de la Hoz le costó un año y en otros más breve confiesa que le han llevado de 5 a 4 meses. La clave de esta técnica es “esperar el momento, buscar la localización, cuando es el mejor momento del año, ir a realizar las fotografías y sumarle todo el proceso de postproducción en el ordenador”, apunta Miguel Ángel.

Y a toda prisa, como la velocidad en la que se reproducen los metrajes, Molina de Aragón se ha convertido en el único lugar del mundo donde se celebra un festival internacional de Timelapses.

Los que se acercaron durante este fin de semana al festival gozaron de trabajos de fotógrafos griegos, rusos, americanos, polacos; que se recrean en auroras boreales, los secretos de una noche estrellada,y de esta forma consiguen colarse por rincones imposibles a los que el ojo humano no alcanza a ver. Otra perspectiva, otra visión de la vida. Un mundo singular visto a través del timelapses.

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies