"Regresa El Cepa", el documental sobre "El Crimen de Cuenca" rodado en CLM

Hace 40 años se rodó en Belmonte y Osa de la Vega, entre otros pueblos, “El crimen de Cuenca”, película que estuvo secuestrada militarmente y por la que su directora, Pilar Miró, fue procesada. Ahora un documental “Regresa el Cepa”, en el que ha colaborado Castilla-La Mancha Media, reflexiona sobre la importancia que esta película ha tenido para el cine español.

El crimen de Cuenca narraba hechos reales, entre ellos torturas practicadas por Guardias Civiles, y no sentó bien. Acababa de comenzar la democracia.

El cineasta Víctor Matellano estrena este fin de semana en salas “Regresa El Cepa”, un documental que retoma, cuarenta años después, los escenarios naturales en los que Pilar Miró rodó su obra más polémica y la que le puso al borde del abismo: fue procesada y la película, secuestrada por la autoridad militar.

La historia de la película

La película contaba un error judicial ocurrido en 1913, el caso de una pareja de pastores forzados con torturas por la Guardia Civil a asumir el crimen de un tercero, que finalmente apareció con vida años después, conocido como “el caso Grimaldos”, apellido real de “El Cepa”.

El momento en el que se rueda la película -1979, plena Transición Española- enervó a la Guardia Civil y a los estamentos militares por el reconocimiento explícito de las torturas y castigaron duramente a su directora.

Tras 17 meses de secuestro, y después de pasar desafiante por el festival de Berlín, la película se estrenó en agosto de 1981 y “fue un bombazo”. Tuvo 2,5 millones de espectadores, más que “Aterriza como puedas” o “Superman II”. Un poco antes, en mayo de 1981, el Congreso, recuperado ya del 23-F, cambia la ley y desautoriza a los militares.

El director ha reunido en cuarenta entrevistas los testimonios más relevantes; desde los actores José Manuel Cervino, Francisco Casares o Héctor Alterio, la guionista Lola Salvador y la productora Sol Carnicero, así como políticos, periodistas y críticos, además de juristas y abogados para “demostrar que el cine cambia cosas”.

Regreso a las escenarios donde se rodó “El crimen de Cuenca”

Juristas, políticos, cineastas hablan ello en este documental, “Regresa el Cepa”, en el que el actor que encarnó a ese personaje, Guillermo Montesinos, vuelve a los escenarios donde se rodó, como Belmonte y Osa de la Vega, en Cuenca o Borox en Toledo para reflexionar sobre la importancia de la película.

De hecho, si el 23 F hubiera acabado de otra manera, la directora, Pilar Miró probablemente hubiera sido condenada. Pero luchó por defender la película y gracias a ello se cambió el código de justicia militar.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad