Acusados de homicidio los padres de los niños hallados muertos en Godella (Valencia)

Los padres de los dos hermanos hallados muertos este jueves en el término municipal de Godella permanecen detenidos por un supuesto delito de homicidio, según ha informado a Efe la Guardia Civil.
Ambos permanecerán en el cuartel de la Guardia Civil de Moncada hasta que pasen a disposición del juzgado de Paterna que se ha hecho cargo del caso, previsiblemente este sábado.

Los resultados de la autopsia que se va a practicar a los menores determinarán el motivo del fallecimiento que, por el momento, no ha sido concretado por la Guardia Civil, que lleva las investigaciones, según estas fuentes.

La principal hipótesis es que la madre, durante una discusión con el padre, los mató a golpes y luego los enterró en los alrededores de la casa en la que vivían.  La Guardia Civil sospecha que la madre asesinó a sus hijos tras una fuerte discusión mantenida con el el padre.

Dos patrullas de la Policía Local de Godella y de Rocafort estuvieron el pasado lunes, a raíz de la llamada de un familiar, en la casa de los niños que han sido hallados muertos y comprobaron que los progenitores y los menores estaban “en buenas condiciones”.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Paterna, en funciones de guardia, ha asumido la investigación por la muerte de los dos menores en Godella y ha decretado el secreto de las actuaciones, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

El juez autorizó en la tarde noche de este jueves el levantamiento de los cadáveres y su posterior traslado a dependencias del Instituto de Medicina Legal para la práctica de las correspondientes autopsias.
Según el TSJCV, el instructor ha incoado un sumario por dos delitos de homicidio, sin perjuicio de ulterior calificación, mientras la Guardia Civil sigue practicando diligencias de investigación.

Ambos detenidos: primero la madre y hoy el padre

Los padres de los menores –un niño de tres años y medio y una niña de cinco meses que fueron encontrados enterrados sin vida cerca de la casa donde residían– están detenidos. La madre ya había sido arrestada ayer tras revelar a los agentes el lugar donde se encontraban los cadáveres y el padre también ha sido detenido tras permanecer durante la jornada del jueves investigado e interrogado policialmente.

Tres días de luto en Godella y Rocafort

Los Ayuntamientos de Godella y Rocafort (Valencia) han decretado tres días de luto por la muerte de los dos hermanos hallados sin vida en la tarde de este jueves en el municipio. Asimismo, guardarán minutos de silencio a las 12 horas de este viernes en las puertas de ambos Ayuntamientos en recuerdo de los pequeños.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Godella ha lamentado “este triste suceso” y ha agradecido el trabajo de las 110 personas que han participado en la operación, “entre guardias civiles, policías locales, bomberos y miembros de Protección Civil”, señalan.

Los cuerpos de los menores, un niño de tres años y medio y una niña de cinco meses, fueron encontrados en la tarde de este jueves enterrados de forma separada muy cerca de la casa donde vivían con sus padres en dos espacios distintos, uno a unos 75 metros y el otro a aproximadamente 150 metros.

Los menores habían sido vistos por última vez el miércoles por una amiga de la familia que les llevó comida. El operativo de búsqueda se inició al recibir en la mañana del jueves al menos dos llamadas que alertaban de que se habían oído gritos en la casa que okupaba esta pareja en el término municipal de Godella, próximo a Rocafort.

La Guardia Civil y la Policía Local comprobaron que el padre estaba en la casa, pero no la madre. Algunos testimonios indicaban que había salido corriendo desnuda, hasta que ha sido encontrada a mediodía escondida en un bidón, con arañazos “propios de haber corrido, sin más”. Además, ante las preguntas sobre los menores, las respuestas del padre habrían sido “incoherentes”.

En atención a los medios, el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio, explicó que, aunque en un primer momento la madre no mostraba una actitud de colaboración con la Guardia Civil y realizaba manifestaciones confusas como que sus hijos “tenían que resucitar“, los agentes pudieron convencerla finalmente de la conveniencia de que revelara dónde se encontraban los cuerpos.

Respeto por la familia

La alcaldesa de Godella, Eva Sanchis i Bargues, ha informado sobre las intervenciones y los expedientes previos del caso. La primera intervención se realizó en febrero de 2016, por un conflicto de convivencia vecinal derivado por el Juzgado de Paterna. Dicho expediente se resolvió cuando la familia se trasladó.

En los últimos días se recibieron varias llamadas por parte de un miembro de la familia extensa. El día 11 una patrulla se personó en el domicilio por un conflicto familiar en el que se comprobó que todo estaba bien.

El día 13 se recibió una nueva llamada al teléfono del menor quien contactó con Servicios Sociales, el centro de salud, la Policía y el familiar denunciante. Por último, el día 14 la policía de Rocafort y Godella acudieron a la vivienda por una nueva llamada al 112.

La alcaldesa también ha señalado que los progenitores no han estado empadronados aunque si lo habían solicitado.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad