Más de 200 personas detenidas o investigadas por tráfico de especies exóticas en toda España

La Guardia Civil ha detenido o investigado a 203 personas y ha requisado 2.296 especímenes de 70 especies exóticas en el marco de la operación Celacanto, que ha permitido recuperar colmillos de marfil, caparazones de tortuga carey o pieles de lince boreal, entre otros artículos.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha coordinado las operaciones de este caso, en las que se han realizado más de 2.000 inspecciones en puntos de venta de animales, mayoristas, coleccionistas privados, tiendas de antigüedades, puertos y aeródromos.

Esta actuación forma parte del Proyecto LIFE “Guardianes de la Naturaleza” contra el tráfico ilegal de especies protegidas y del plan de acción español contra esta actividad y contra el furtivismo internacional de especies silvestres y se ha desarrollado en tres fases.

La primera fase hace referencia al tráfico de anguila europea, la segunda, al de reptiles, y la tercera, al de especies protegidas con especial incidencia en el marfil.

76 tortugas gigantes, 100 tortugas gigantes y 500 piezas de marfil

El jefe de la Unidad Operativa Medioambiental (Ucoma) de la Guardia Civil, Sergio Rodríguez, ha explicado los pormenores de la actuación y ha subrayado la importancia de la primera fase, desarrollada entre los días 15 a 28 de abril, por el carácter “muy lucrativo” para las mafias asiáticas de este mercado ilegal. “Las anguilas son capturadas en su fase alevín y luego exportadas ilegalmente hacia países asiáticos para su engorde”, ha explicado Rodríguez. De esta manera, un kilogramo de angulas se transforma en una tonelada de carne de anguila, con un valor de más de un millón de euros, lo que supone un negocio “más rentable que el tráfico de cocaína”. La segunda fase se desarrolló entre el 29 de abril y el 12 de mayo y fue coordinada a nivel europeo por Europol y a nivel internacional por Interpol.

Los agentes intervinieron 600 especímenes de reptiles vivos, incluidas 76 tortugas gigantes y 100 tortugas estrelladas, entre otras. La tercera fase se llevó a cabo entre el 3 y el 30 de junio y permitió incautarse de 500 piezas de marfil como cuernos de rinoceronte y elefante africanos. 

20.000 elefantes son cazados cada año para traficar con su marfil

Una de las principales novedades de esta operación es el empleo del Carbono 14 para la datación del marfil, que se ha utilizado por primera vez en España para estos fines. “La presión de este tráfico ilegal es muy importante”, ha asegurado el director general de Biodiversidad y Calidad Ambiental, Javier Cachón de Mesa, y así lo demuestra el hecho de que cada año sean cazados ilegalmente alrededor de 20.000 elefantes, para traficar con su marfil. En este sentido, Cachón de Mesa ha lanzado una advertencia: “Si seguimos a este ritmo, en 15 años más esta especie podría haberse extinguido en África”.

Sin embargo, con la actual legislación este tipo de delitos no implican penas superiores al año de prisión. “Al ser bandas organizadas y sumarse los cargos de blanqueo y tráfico ilegal, se puede elevar la sentencia a tres o cuatro años”, ha añadido, antes de lamentar que “por desgracia, este tipo de delitos sigue siendo rentable mientras no se cambien las leyes”.

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad