Uno de cada 4 chicos consume porno en internet antes de los 13 años

Al menos uno de cada cuatro chicos se ha iniciado en el consumo de contenidos pornográficos en Internet antes de los 13 años y el primer acceso se adelanta a los 8 años, principalmente por la “familiaridad” con las pantallas y el fácil acceso a la tecnología móvil.

Esta es una de las conclusiones principales del estudio ‘Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales’, presentado este lunes en Madrid y elaborado por la Red Jóvenes e Inclusión Social y la Universitat de Illes Baleares en base a casi 2.500 encuestas a jóvenes de entre 16 y 29 años.

Tal y como revela el informe, la edad media de inicio en el consumo de pornografía son los 14 años entre los adolescentes hombres, y de 16 años en el caso de las mujeres. En concreto, un 75,8% de ellos empiezan a consumir pornografía antes de los 16 años, mientras que un 35,5% de ellas lo hace antes de esa edad.

“La edad media se está adelantando por el acceso a la tecnología móvil”, ha explicado el coautor de la investigación Lluís Ballester. El doctor universitario ha precisado que la primera visualización de pornografía a los 8 años -tanto niños como niñas- se debe a que el ‘nuevo porno’ “se cuela en Internet”.

Hombres, principales consumidores de porno

Según este estudio, los hombres son los grandes consumidores de pornografía. El 87% dice que “lo ha visto alguna vez”. Además se constata que la denominada “nueva pornografía” está detrás del aumento de prácticas sexuales de riesgo y aumenta el consumo de pornografía.

Casi un 80 por ciento de los y las jóvenes dicen no haber recibido una educación afectivo-sexual satisfactoria y 7 de cada 10 acuden a internet o a otras amistades para resolver sus dudas.

¿Qué es la nueva pornografía?

Se considera nueva pornografía aquella que tiene mejor calidad de imagen, un precio asequible y su accesibilidad, además de una ausencia de límites. Cuenta además con el anonimato y un alto nivel de interactividad.

Detrás de este mercado hay empresas con gran capacidad para instaurarse en nuevos mercados y medios gracias a internet. En la nueva pornografía cabe todo tipo de prácticas sexuales.

¿Qué hacer?

Este estudio plantea diferentes estrategias para frenar el consumo de pornografía en edades tan tempranas. Entre otras cuestiones consideran necesario implicar en este proceso a toda la sociedad, desarrollar programas de competencia familiar, además de implicar a escuelas con experiencias educativas que eliminen los estereotipos de género.

Además creen necesario estudiar posibles opciones de control legal en el acceso de menores de edad.

 

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad