• Sábado 23 de Septiembre de 2017

380.000 rohinyás huyen de la represión del ejército de Myanmar (Birmania)

Escapan hacia la vecina Bangladesh de la última ola de violencia, desatada el pasado 25 de agosto contra esta minoría musulmana.

Casi 380.000 personas han huido por la represión del Ejército sólo en las últimas semanas. La líder birmana y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, ha anunciado que no irá a la Asamblea General de la ONU. Una decisión que toma en medio de la creciente indignación internacional contra ella, por no detener la violencia contra la minoría musulmana de su país, los rohinyás.

¿Qué ha pasado con Aung San Suu Kyi, símbolo de la lucha pacífica por la democracia y premio Nobel de la Paz?, se pregunta la prensa internacional. La líder de facto de la actual Myanmar, antigua Birmania, está siendo duramente criticada por la ola de violencia contra los rohinyá, la minoría musulmana de su país. La ONU denuncia una limpieza étnica que ha provocado que casi 380.000 personas huyan a la vecina Bangladesh en sólo dos semanas.

“No paran de llegar. Hay miles de personas, se les divisa lejos en el horizonte”, explica un policía de fronteras. “Simplemente cruzan la frontera, construyen refugios y eso no puede ser”, añade.
Bangladesh está desbordada y Naciones Unidas habla de crisis humanitaria.

“Tenemos que acelerar nuestra respuesta para ofrecer desde comida a refugio a toda esta gente”, aseguran desde Naciones Unidas.

La crisis comenzó cuando un grupo de radicales rohinyás atentó contra la fuerzas de seguridad. El ejército lanzó una operación contra los rebeldes atacando numerosas aldeas. ” Mataron a muchos de mis parientes, yo escapé con tres de mis hijos. Asesinaron a muchos en mi pueblo y lanzaron sus cuerpos al río”, cuenta un superviviente.

Al menos 400 civiles, entre ellos mujeres y niños han muerto en esta última ofensiva del ejército birmano.

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies