EE.UU., Reino Unido y Francia atacan Siria

Donald Trump, presidente de EE.UU., ha coordinado con Francia y Reino Unido un ataque militar contra las “capacidades de armas químicas” del Ejército sirio, a raíz del supuesto ataque químico en Duma. El objetivo de los ataques, han asegurado estos países, es “disuadir” a Bachar Al Asad del uso futuro de armas químicas.

Los misiles se han lanzado desde mar y aire contra un centro de investigación científica y varias bases militares. El Ministerio de Defensa ruso ha señalado en su comunicado que “vehículos aéreos y navales de EE.UU., Francia y el Reino Unido dispararon más de 100 misiles de crucero y misiles aire-tierra en total”. El Ministerio ha asegurado que “La defensa antiaérea siria se implicó en el combate. Una parte considerable de los misiles de crucero y misiles aire-superficie fueron abatidos”. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos,  el Gobierno sirio había evacuado a principios de semana todas sus bases y aeropuertos militares a los que se han dirigido los ataques, ya que se esperaban una posible ofensiva.

La primera ministra británica, Theresa May, asegura que “no hay alternativa practicable al uso de la fuerza” en Siria y que se han agotado “todos los canales diplomáticos posibles” antes de acordar con Estados Unidos y Francia una acción coordinada.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha confirmado que ordenó a las Fuerzas Armadas de su país intervenir en Siria junto a Reino Unido y Estados Unidos porque “no podemos tolerar la banalización del uso de armas químicas”.

En su comparecencia desde la Casa Blanca para anunciar la ofensiva contra el régimen de Bashar al Asad, Trump ha recordado que “en 2013 el presidente Putin y su Gobierno prometieron a todo el mundo ser garantes en la destrucción de las armas químicas de Siria”. “El reciente ataque de Asad (contra Duma) y la respuesta de hoy es el resultado directo de la incapacidad de Rusia de cumplir sus promesas”, ha dicho Trump. Es la segunda vez que Trump ordena una ofensiva contra el ejército sirio en un año, también en respuesta a un presunto ataque químico.

El embajador de Rusia en Washington advierte de que “habrá consecuencias”

El Gobierno de Siria ha condenado la “agresión tripartita” a la que considera una “violación flagrante” del Derecho Internacional y de los principios de la ONU. Además, el Ministerio de Exteriores sirio ha vinculado el inicio de los ataques con la llegada de un equipo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que tenía previsto investigar el supuesto uso de armamento prohibido en la localidad de Duma el pasado 7 de abril. Ha lamentado que se quiera “impedir el trabajo de la misión, anticipar sus resultados y añadir presión para intentar encubrir las mentiras vertidas en los últimos días”. El régimen de Al Assad ha negado haber utilizado armas químicas contra la población, pese a los indicios que así lo acreditarían.

“Los peores presagios se han cumplido. No han escuchado nuestras advertencias. Nos vuelven a amenazar” señala el embajador ruso en Washington

El embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov, ha advertido de que el ataque no quedará sin consecuencias: “Los peores presagios se han cumplido. No han escuchado nuestras advertencias. Nos vuelven a amenazar. Habíamos advertido de que estas acciones no se quedarán sin consecuencias. Toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París“.

 

Asad afirma que no afectará a determinación siria contra los terroristas

El presidente sirio, Bachar al Asad, aseguró hoy que el ataque de EEUU, el Reino Unido y Francia contra Siria no debilitará la determinación de su país en la guerra contra el terrorismo. Así lo dijo Asad durante una conversación telefónica con su homólogo iraní, Hasan Rohaní, según la agencia de noticias oficial siria, SANA.

Al Asad explicó a Rohaní los detalles del ataque, que, a su juicio, supone “un reconocimiento de las fuerzas occidentales coloniales de su apoyo al terrorismo”, mientras que el líder iraní reiteró el respaldo de su país a Siria. El mandatario sirio consideró que las potencias occidentales han perdido su credibilidad frente a sus pueblos y el mundo y subrayó que el ataque se produce “como consecuencia del fracaso de los terroristas en lograr los objetivos de esos países”.

Por su parte, según SANA, Rohaní reiteró el respaldo de Irán a Siria y aseguró que Teherán seguirá manteniendo ese apoyo. El presidente iraní condenó rotundamente la agresión de EEUU, el Reino Unido y Francia, y se mostró confiado en que no afectará la resolución del pueblo sirio en la guerra contra los terroristas.

La comunidad internacional apoya el ataque

La comunidad internacional se ha mostrado favorable al bombardeo y lo ha considerado una respuesta acorde. El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, ha apoyado el ataque al que se ha referido como “una respuesta calibrada y proporcional”. También Shinzo Abe, primer ministro nipón, lo ha respaldado argumentando que “evitará un empeoramiento de la situación” y “reducirá las capacidades del régimen” de Al Asad. Por su parte, Mariano Rajoy ha confirmado que España fue informada del ataque y considera que la acción ha sido proporcionada.

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, respalda el ataque y añade que “La OTAN ha condenado sistemáticamente el uso continuado por parte de Siria de armas químicas como una clara vulneración de las normas y acuerdos internacionales”, manifiesta Stolenberg en una declaración publicada en la web de la Alianza Atlántica.

El secretario general de la ONU, António Guterres, insta a los países miembros de la organización a que muestren moderación “en estas circunstancias peligrosas” .

 

París confirma que se ha destruido buena parte del arsenal químico sirio

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, ha anunciado que “se ha alcanzado el objetivo” del ataque contra Siria y que “buena parte de su arsenal químico ha sido destruido”. Le Driam confía en que Bachar al Asad y sus aliados hayan “comprendido la lección” tras los bombardeos, y asegura que si se produce otro ataque con armas químicas “habrá otra respuesta“.

El Gobierno francés ha difundido un documento con las supuestas pruebas del uso de armas químicas por el régimen de Bachar al Asad, pero en él se reconoce que se trata de informaciones de sus servicios de inteligencia, pero que no ha habido un análisis de muestras químicas.

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies