• Sábado 22 de Julio de 2017

El ejército sirio arrebata al Estado Islámico el control sobre el campo de petróleo en Al Raqa

La pérdida del yacimiento de petróleo de Al Dilaa ahoga, aún mas, a los yihadistas que resisten en Al Raqa y acaba con una de sus fuentes de financiación.

El ejército sirio ha arrebatado hoy al grupo terrorista Estado Islámico (EI) el control del yacimiento de petróleo de Al Dilaa, en el suroeste de la provincia de Al Raqa, feudo de los radicales en Siria.

Una fuente militar, citada por la agencia de noticias oficial SANA, ha señalado que durante la operación los soldados han matado a varios miembros del Estado Islámico y destruido tres de sus tanques.

También lo ha confirmado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que señala que las fuerzas gubernamentales han retomado el campo de crudo en la frontera entre Al Raqa y la vecina provincia de Homs.

Los extremistas se han retirado de otros yacimientos petroleros del área, con lo que los efectivos leales al presidente sirio, Bachar al Asad, han comenzado a limpiar de minas y explosivos la zona para asegurar su progreso.

El Estado Islámico sigue perdiendo posiciones en Siria

Al mismo tiempo, el Observatorio ha informado de que el ejército sirio y sus aliados han conquistado esta misma noche el pueblo de Zamla Oriental, su estación de bombeo y el yacimiento de gas de Jalá, en el sur de Al Raqa.

La agencia SANA. por su parte, ha agregado que las fuerzas armadas también han recuperado el campo de petróleo de Al Fahd, en la misma provincia.

La ofensiva del ejército en el sur de Al Raqa coincide con el asalto de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por EE.UU., contra la capital homónima de la provincia, en el barrio de Al Yarmuk.

En este contexto cabe también recordar los últimos enfrentamientos entre el Ejército y el Estado Islámico en la zona histórica de la ciudad de Mosul, que han culminado con la liberación de la ciudad  tres años después de que la ocupara el Estado Islámico. La pérdida de la ciudad en la que Estado Islámcio proclamó el califato y que ha sido su bastión en Irak ha supuesto un duro golpe para el grupo terrorista.

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies