Aisladas cinco personas de una misma familia en Tarazona de la Mancha (Albacete) tras dar positivo por coronavirus

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha afirmó este lunes que en la región no hay brotes pero ahora preocupa lo que está pasando en Tarazona de la Mancha, en Albacete. Cinco casos positivos pertenecen a la misma familia y están aislados. Desde el Ayuntamiento de Tarazona destacan que “lo que no tiene que cundir es el pánico pero sí que tiene que cundir el ejemplo en cuanto al comportamiento individual”.

Los cinco miembros de una misma familia de Tarazona de la Mancha no han necesitado hospitalización.

¿Qué se considera brote?

Sobre los brotes que se están dando a conocer en distintos puntos de España, el consejero de Sanidad explicó este lunes que “hay que ser muy cuidadosos a la hora de hablar de brotes. Según el documento que nos indican desde el Ministerio, se considera brote 3 o más casos. El hecho de tener tres casos es un brote, pero el volumen de casos que aporta es muy bajo. En Residencias se especifica que un brote es un único caso”.

53 brotes en España

 

 

En España hay 53 brotes de casos de coronavirus, 28 activos aunque el Ministerio de Sanidad considera preocupantes once de ellos, sobre todo los de Huesca, Lleida, Valladolid, Málaga, Murcia y Galicia.

Ocho días después del fin del confinamiento, la mayor parte de los focos detectados por Sanidad no son de importancia y en la mayoría de los casos los positivos son asintomáticos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aclaró este lunes que espera que no haya que afrontar un nuevo confinamiento general si la ciudadanía sigue las normas, pero no descarta confinamientos selectivos en bloques de viviendas, empresas o cualquier otro edificio.

Así se ha hecho en Santander, donde un centenar de personas se encuentran aisladas en sus domicilios tras el brote detectado en un edificio de viviendas, que ha sido puesto en cuarentena.

En este sentido, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, no descarta el confinamiento de varios municipios si empeora el brote activo que ha dejado 32 positivos en Beniel, Santomera y Murcia y cuyo origen son tres viajeros procedente de un vuelo de Bolivia.

Uno es el surgido en tres comarcas de Huesca, en el que se han diagnosticado alrededor de 250 positivos, si bien “parece que evoluciona bien” y solo el 10 % de los afectados presenta síntomas y está en aislamiento, mientras que la mayor parte del resto no tienen sintomatología y son infecciones ya resueltas, ha dicho Simón.

La Dirección General de Salud Pública de Aragón detectó ayer 15 nuevos casos de coronavirus en Aragón, 33 menos que en la jornada anterior. Se están estudiando los nuevos positivos para establecer su vínculo con los casos ya conocidos de las comarcas de Bajo Cinca, Cinca Medio y La Litera y Bajo Aragón-Caspe.

Este brote tiene “muchas similitudes” con el registrado en Lleida y también relacionado a temporeros, e incluso por su proximidad geográfica existen “dudas” de si pueden estar relacionados, ha precisado Simón.

En Lleida los brotes detectados, que han dejado entre el viernes y el lunes 131 positivos, están controlados y la sintomatología de los pacientes positivos es leve en general, si bien está costando que algunos afectados mantengan la cuarentena por su necesidad de trabajar para subsistir.

En ambos casos se trata de temporeros que “desgraciadamente están viviendo en unas condiciones muy malas”, pero el epidemiólogo ha descartado que el vínculo con la infección sea precisamente el trabajo que desarrollan.

Andalucía es otra de las comunidades más afectadas: registra diez brotes, los mismos que el domingo, pero con más contagios, 205 tras sumar 27 nuevos positivos.

El más importante es el registrado en Málaga capital, con 103 afectados, trece más que ayer, en un centro de acogida de la Cruz Roja, que está en fase de investigación.

También preocupa a Sanidad el brote del Hospital Río Ortega de Valladolid y lo hace por el tamaño, “pero son muchos asintomáticos con infecciones resueltas”.

Por su parte, en Galicia dos brotes permanecen activos: uno en la comarca de A Mariña (Lugo) que afecta a 33 personas, y hay 400 confinadas, y otro en A Barbanza (A Coruña) con siete positivos.

Y en Murcia, además del brote con origen en un vuelo de Bolivia, se ha suspendido de forma temporal la actividad de una empresa hortofrutícola en El Raal, con nueve trabajadores positivos, y además cuatro de los 108 inmigrantes que llegaron ayer al puerto de Cartagena en varias pateras han resultado positivo a Covid-19 tras someterse a la prueba PCR.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha negado que los brotes detectados en España tengan relación con la inmigración y ha manifestado que cualquier intento de relacionarlos “adolece de realidad” y que ese tipo de consideraciones “pueden contener una voluntad xenófoba que hay que combatir”.

En situación bien distinta se encuentra Asturias, la primera comunidad autónoma que se ha declarado libre del virus tras haber superado la barrera de dos semanas sin registrar ningún caso positivo, si bien cinco pacientes continúan ingresados en unidades de cuidados intensivos y un sexto, en planta.

También la ciudad autónoma de Ceuta lleva dos semanas sin registrar casos.

Los confinamientos

La vuelta al confinamiento general no está en los planes de casi ningún país, tampoco en los de España, que propugna el aislamiento selectivo o “quirúrgico,” como le ha llamado este lunes el ministro Illa, aplicado a una población, un barrio, una empresa o un edificio de viviendas como última barrera frente a los nuevos brotes de la covid-19 y también ante una eventual segunda ola.

La vuelta al confinamiento a causa de una crisis sanitaria sin precedentes en el último siglo se ha convertido en un tabú, dados los daños directos e indirectos que una decisión de ese tipo podría causar en unas economías diezmadas por el cierre de industrias y servicios con especial incidencia directa en el desempleo y en el aumento de la pobreza.

Ante el confinamiento generalizado, el ministro se ha referido al confinamiento “quirúrgico” como estrategia de la fase actual: “si se detecta un brote y hace falta confinar un edificio, una empresa o poner en cuarentena un bloque de viviendas, ahora son las comunidades autónomas las que tienen las competencias y el apoyo del Ministerio”, ha dicho en una entrevista en la emisora catalana Rac1.

El ministro de Sanidad considera que todo apunta a que habrá una segunda ola de contagios masivos, y que el Gobierno se sigue preparando para hacerle frente, aunque en el momento actual se trata de evitar esa ola o al menos mitigar su magnitud con las medidas de seguridad: higiene, distancia y mascarillas.

También ha asegurado, no obstante, que si se diera esta segunda ola sería de una intensidad menor, porque ahora se conoce mucho más sobre el virus y sobre su funcionamiento, aunque aún hay muchas incógnitas por despejar.

 

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad