Así funcionan los cañones de nieve

Jonathan Gómez Cantero

Algunas pistas de esquí producen nieve para estar a punto

En España se utilizan desde 1985

Desde las pistas de Formigal (Huesca) nos lo han contado

 

¿Qué son los cañones de nieve?

Un cañón de nieve o cañón innivador es un dispositivo que permite fabricar nieve a partir de agua y aire presurizados y expulsados a baja temperatura. Son ampliamente utilizados en las estaciones de esquí de todo el mundo para innivar artificialmente las pistas cuando no se producen precipitaciones de nieve natural.

La fabricación de nieve implica, aparte de los cañones, una infraestructura completa de cañerías, bombas, gestión central informatizada y balsas de agua. Debido a su coste de operación, las instalaciones de nieve artificial sólo se encuentran en estaciones de cierto tamaño o en aquellas donde no nieva demasiado pero, no hay que olvidar que la temperatura tiene que ser lo suficientemente baja como para llevar a cabo con éxito la innivación.

Algunos aficionados al esquí consideran que la nieve artificial es peor que la natural debido a que los copos artificiales son más densos que los naturales. Hay quien dice que es imperceptible

¿Desde cuándo se utilizan?

El cañón de nieve fue inventado en 1950. Las primeras pruebas se llevaron a cabo en una estación de esquí del estado de Nueva York. La innivación artificial empezó a utilizarse a escala comercial a principios de los años 1970.

La primera estación de esquí europea que dispuso de un sistema de innivación artificial fue Flaine, en la Alta Saboya, que inauguró su primera red de cañones en 1973.

La primera estación española que dispuso de cañones de nieve artificial fue La Molina (Gerona) en 1985.

Desde entonces la tecnología de los cañones ha ido mejorando y adaptándose a las peculiaridades climáticas de las diferentes cadenas montañosas. Actualmente las instalaciones son muy comunes en casi todas las grandes estaciones.

La fabricación de nieve se ha convertido en algo esencial en esta industria turística hasta el punto que algunas estaciones dependen en gran medida de los cañones para culminar con éxito la temporada.

Tipos

Hay tres tipos esenciales de cañones de nieve:

  1. Mezcla interna: Los cañones disponen de una cámara donde el agua y el aire se mezclan y salen violentamente a través de las toberas cayendo en forma de nieve sobre el terreno.
  2. Mezcla externa: Disponen de toberas separadas, unas para el aire y otras para el agua. La mezcla se produce en el exterior del cañón cuando salen a gran velocidad y muy comprimidos los chorros de aire y agua.
  3. Cañones ventiladores: Son muy diferentes a los otros dos porque requieren electricidad para alimentar un ventilador y un pequeño compresor. El ventilador propulsa el agua comprimida hacia delante congelándola.

Esta vez Jonathan Gómez Cantero, ha explicado en la sección Espacio-Tiempo cómo funcionan los cañones. Además Carlos Macías ha entrado en directo desde las pistas de Formigal donde estos días se están celebrando las X Jornadas de Meteorología y Prensa don presencia de los hombres y mujeres del tiempo de toda España, y donde también asiste la presentadora Irene del Río.

Desde allí Carlos ha contado más sobre estos procesos y ha explicado que aunque hay quien lo piensa, el agua de la nieve artificial no lleva ningún tipo de químico.

 

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad