Calles anegadas y cortes de tráfico: los efectos de la lluvia en Cuenca

Calles anegadas y cortes de tráfico. Son algunos de los efectos que ha dejado la lluvia en Cuenca capital. Una de las calles principales que tuvo que cortarse al tráfico fue la avenida de San Julián, donde se formó una importante balsa de agua.

Afortunadamente a esta hora ya está controlada la situación y Cuenca ha recuperado la normalidad. Esta misma mañana se ha reabierto tras solucionarse los problemas en la vía por la tormenta de este martes.

En apenas dos horas, entre las diez y las doce de la noche del martes cayeron en Cuenca 40 litros por metro cuadrado. Ante la fuerte tormenta, la Policía Local recibió numerosos avisos y se produjeron cortes puntuales, regulando los efectivos la zona, por alcantarillas rebosadas en diferentes zonas.

Las escaleras que unen el casco antiguo con el centro de la ciudad se vieron completamente anegadas de agua y en el polideportivo El Sargal la fuerza del agua hizo que un panel del techo cayera al suelo sin causar daños personales.

 

En este vídeo de Jesús Ortega, jugador del filial del Incarlopsa Cuenca, se aprecia el agua que cayó en estas instalaciones deportivas municipales.

Otros puntos de Castilla-La Mancha afectados por la tormenta

Los datos de la Agencia Estatal de Meteorología consultados por Efe recogen que Cuenca capital ha sido el lugar de la comunidad autónoma donde más agua ha llegado con 46,6 litros por metro cuadrado en las últimas 48 horas.

En Cañizares (Cuenca) el registro de precipitaciones se eleva hasta los 46,1 litros, después de que ayer martes se recogieran 27,8 litros y esta madrugada la lluvia caída haya alcanzado los 18,3 litros por metro cuadrado.

Otras zonas de la región que han recibido abundantes precipitaciones con el paso de la borrasca atlántica han sido la provincia de Ciudad Real, donde en puntos como Abenójar se han contabilizado 38,6 litros por metro cuadrado, de los que 35,8 litros cayeron el martes y 2,8 litros por metro cuadrado este mismo miércoles.

En Zaorejas, en la provincia de Guadalajara, la borrasca ha dejado un total de 37 litros por metro cuadrado repartidos entre el martes y el miércoles.

En San Pablo de los Montes (Toledo) también los registros de lluvia han estado por encima de los 30 litros por metro cuadrado, al anotarse 32,2 litros por metro cuadrado.

Esta cantidad es ligeramente superior a la registrada en Ciudad Real capital, donde la lluvia dejó el martes 21,8 litros por metro cuadrado y esta madrugada de miércoles 8,8 litros por metro cuadrado, para sumar un total de 30,6 litros por metro cuadrado.

Las lluvias también han sido generosas en otros lugares de la región como Osa de la Vega (Cuenca) y Alcázar del Rey (Cuenca), donde se han registrado precipitaciones de 26 y 23,4 litros por metro cuadrado, respectivamente.

En Ocaña (Toledo) se han registrado 21,6 litros por metro cuadrado, en Toledo capital se ha llegado a los 20,8 litros por metro cuadrado y en Quintanar de la Orden (Toledo) la lluvia caída suma 19,9 litros por metro cuadrado.

Alcázar de San Juan, en la provincia de Ciudad Real, también ha visto como la borrasca dejaba 19,2 litros por metro cuadrado, en Brihuega (Guadalajara) 18,8 litros por metro cuadrado, Guadalajara capital recogía 18,8 litros por metro cuadrado, Valdepeñas (Ciudad Real) 18,8 litros por metro cuadrado, y Talavera de la Reina (Toledo) 18,2 litros por metro cuadrado.

Este miércoles la probabilidad de lluvia en menor en toda Castilla-La Mancha. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé cielo nublado con chubascos dispersos que pueden ir acompañados de tormentas en el suroeste; en las horas centrales, cielo poco nuboso, con intervalos de nubes y probabilidad de tormentas en el sureste.

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad