La Junta ve en la reunión de Murcia y Andalucía "finalidad mediática" más que voluntad de resolver problemas

La reunión entre el presidente de Murcia, Fernando López Miras, y el de Andalucía, Juan Manuel Moreno, para hacer un frente común con el trasvase Tajo-Segura tiene “una finalidad mediática” más que una voluntad “real” de resolver los problemas. Es la valoración que ha hecho esta mañana el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo.

 

A preguntas de los medios en una rueda de prensa, Martínez Arroyo ha esperado que esta reunión no ejerza presión sobre el Gobierno central y ha señalado que la “realidad” va a “obligar” a las regiones implicadas a negociar porque “la climatología es la que es, el agua de la cuenca del Tajo es la que es y las precipitaciones son las que son”

Una posición común en Castilla-La Mancha 

“Nosotros tenemos siempre la mano tendida y además aquí en la región contamos con un documento de posición común en materia de agua que acordamos todas las fuerzas políticas y todos los agentes sociales”, ha manifestado.

[Una voz “unánime” sobre el agua: la firma del Acuerdo en Defensa del Agua de Castilla-La Mancha]

El consejero ha reiterado que la región castellanomanchega ha sido “siempre” muy clara en materia de agua y sobre el trasvase, al señalar que no se opone a que se trasvase para consumo humano pero que sí será “muy contundente” en que no se trasvase para regadío.

“Lo saben muy bien los presidentes de Murcia, Andalucía y también de Valencia, que no va a estar en esa firma. Con lo cual no hay esa unidad aparente que se pretendía antes de este acto”, ha manifestado.

Las desaladoras y el apoyo del ministerio

En este sentido, ha argumentado que Castilla-La Mancha se opone a los trasvases para regadío porque las desaladoras pueden “abastecer perfectamente” a los regantes de estas zonas. “Se sabe desde hace mucho tiempo y se utiliza políticamente esta cuestión de manera improductiva porque los regantes dependen realmente muy poco del trasvase, cada vez menos”, ha señalado.

A ello ha añadido que Castilla-La Mancha va a contar con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica en este asunto, con un discurso que pone por delante los intereses de la cuenca cedente frente a la receptora, que garantiza el cumplimiento de unos caudales ecológicos mínimos y que plantea la derogación del memorándum.

“Entiendo la posición de los presidentes de Murcia y Andalucía porque defienden los intereses de sus regiones, lo que no puede explicarse es lo que hizo la señora Cospedal cuando abandonó los intereses de su región y de sus ciudadanos cuando aprobó el memorándum”, ha argumentado.

 

Ha aludido así al Real Decreto que hará que cuando los embalses estén en nivel 2 en lugar de trasvasarse 38 hectómetros cúbicos al mes se trasvasen 27. “El decreto está en tramitación, en breve estará publicado y esto va a ser una solución parcial al problema que tenemos con el trasvase y apoya la posición de la región. Si se quejan desde el Levante por algo será”.

[Consejo Nacional del Agua: rebajará el agua trasvasable de 38 a 27 hcm3 en nivel 2]

Page: “Consenso y sentido común” para acabar con el problema

Para el presidente de Castilla-La Mancha, “el trasvasismo no conduce a soluciones de verdad. Si no, habría otros trasvases” y, por ello, ha asegurado que no va a “permitir que las cosas sigan como hasta ahora”. “Consumiendo el mañana estamos hipotecando el futuro de generaciones”, ha afirmado.

Page ha afirmado que “puede entender” que haya otras comunidades que quieran “permanecer en un permanente mañana, sin darse cuenta de que lo importante para España no es pensar solo en la solución de mañana, sino en la de pasado mañana y la del futuro”.

El presidente de la Junta ve en el consenso y sentido común que representan las directrices europeas, la solución para un problema al que “se hubiera unido María Pacheco”, ha apuntado Page en el acto del V Centenario del levantamiento de las Comunidades de Castilla.

El presidente regional ha augurado que el trasvase “va a acabar de la mano del consenso y del sentido común, que hoy se representa de buena manera en las directivas europeas. El trasvasismo no conduce a soluciones de verdad. Si no, habría otros trasvases”, ha planteado.

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad