• Martes 17 de Mayo de 2022

El 75% de las familias numerosas de Castilla-La Mancha tiene dificultades para llegar a fin de mes

Nueve de cada diez familias numerosas han tenido que modificar sus hábitos alimenticios debido a la gran subida de la cesta de la compra y tres de cada cuatro tienen dificultades para llegar a fin de mes, por la imparable subida de precios de la energía en los últimos meses, lo que ha obligado a un 88% de estos hogares a disminuir el uso de la calefacción.

Recortar en calefacción y luz o, incluso, quitar a sus hijos de extraescolares han sido algunas de las medidas que las familias numerosas han tenido que asumir.

Aproximadamente, más del 75% de estas familias en Castilla la Mancha tiene dificultades para llegar a fin de mes.

Éstos son algunos de los datos que se desprenden del “Estudio sobre la situación social y económica de las familias numerosas en Castilla-La Mancha”, que ha elaborado la asociación de familias numerosas ACAMAFAN.

Principales causas

Esta situación se debería, principalmente, a las causas como las siguientes:

Tienen una economía ajustada

Según la encuesta, la mayoría de las familias numerosas de Castilla-La Mancha, casi la mitad (un 46 %), ingresa mensualmente entre 1.000 y 2.000 euros y un 12% no supera los 1.000.

En concreto, 6 de cada 10 familias, tienen que cubrir con menos de 2.000 euros todos los gastos familiares de vivienda, alimentación, luz, agua, educación y transporte en unidades familiares de 5 personas.

En Castilla-La Mancha, al igual que en el conjunto del país, la mayoría de las familias numerosas están compuestas por tres hijos y dos progenitores.

Las madres de familia numerosa duplican la media de paro femenino

El 70% de las familias numerosas de la región viven fuera de las grandes ciudades, donde existe “una mayor dificultad de empleabilidad, es más complicado formarse y hay menos recursos para la conciliación”, ha subrayado el presidente de ACAMAFAN.

Repercusión en las familias numerosas

Esto tiene “una repercusión doble”, ha proseguido, ya que, por un lado, afecta a los ingresos de la familias, cuyas necesidades básicas son igual en las ciudades que en el medio rural, y por otro, afecta “gravemente” a los ingresos futuros de las progenitoras ya que no consolidan mejoras en el empleo y sus pensiones se verán seriamente afectadas.

Cambios de hábitos alimenticios y rutina diaria

Otro dato que pone de relieve la encuesta de ACAMAFAN es que, además de los cambios de hábitos alimenticios, el 97 % de las familias han tenido que modificar su rutina diaria para poder hacer frente a la subida de precios recortando o suprimiendo actividades en áreas secundarias, como el ocio, la cultura y los viajes.

Cambios en la formación y extraescolares

El presidente de ACAMAFAN ha asegurado que estos cambios se han producido, “también en formación y actividades extraescolares, de gran importancia para el bienestar de los niños, pero que muchas familias se ven obligadas a suprimir por la imposibilidad de hacer frente al gasto”.

Falta de ayudas económicas

También ha subrayado que, aunque Castilla-La Mancha fue una comunidad pionera en implantar ayudas directas a las familias numerosas, los hogares con rentas intermedias no reciben el apoyo que necesitan para la crianza de sus hijos, pues el gasto en comedores, aulas matinales y libros suponen un coste importante para la familia, pero quedan fuera de las ayudas y becas principalmente por el muy escaso baremo de renta que se utiliza para su concesión.

Por este motivo ha emplazado a la administración regional a mejorar el aspecto de las ayudas por hijo a cargo, que en la actualidad solamente están percibiendo el 31% de las 35.000 familias numerosas de Castilla-La Mancha, “por la dinámica del propio decreto, que además es muy farragoso”, ha aseverado.

© Castilla-La Mancha Media 2022

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad