El acusado del crimen machista de Mora, a la espera de sentencia tras el veredicto de culpabilidad

Imagen de la noticia

Culpable por unanimidad del crimen machista de Mora. Es el veredicto de los nueve integrantes del tribunal del jurado para el acusado de matar a su mujer Cristina Martín, aquejada de la enfermedad de Menier, en febrero de 2017 en Mora (Toledo). La presidenta del jurado leyó esta madrugada el veredicto después de que el juez se lo devolviera hasta en dos ocasiones por imprecisiones en algunas de las respuestas. Al final, el veredicto de culpabilidad fue unánime aunque algunas de los preguntas de las que constaba el objeto del veredicto no han gozado de consenso, como la relativa a si la víctima tuvo posibilidad o no de huir de su agresor, pese a sus graves problemas de movilidad, equilibrio y dolor crónico, o si tenía miedo de que su marido la pudiera matar.

Las peticiones de penas de las partes por cometer el crimen machista de Mora

En el turno de peticiones finales de las partes, el fiscal ha reiterado su petición de prisión permanente revisable, al considerar que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato con alevosía de género y concurre, además, la circunstancia agravante de parentesco, así como la de cometer el acto por razones de género.
A este petición, que incluye también la inhabilitación de la patria potestad de la hija menor que tenía en común con la víctima, con la que no podrá comunicarse en modo alguno, así como tampoco con la familia de la fallecida, se han sumado las dos acusaciones particulares y la acusación popular, mientras que la defensa ha pedido, en base al veredicto del jurado, una pena de 16 años de prisión por homicidio.
Una vez que el juicio ha quedado visto para sentencia, el magistrado tendrá que dictar, en los próximos días, sentencia condenatoria, estableciendo las penas que, a su juicio, correspondan.

Este viernes ha concluido la repetición del juicio por el crimen machista de Mora. Tras cinco días de declaraciones, este pasado viernes las partes leyeron sus conclusiones y el jurado comenzó sus deliberaciones. El asesino confeso fue condenado ya en 2019 a prisión permanente revisable. La familia de la víctima espera que el nuevo veredicto sea el definitivo.

Un defecto de forma en el anterior veredicto

Durante cinco días, la familia de Cristina Martín la víctima ha tenido que revivir el crimen de la joven de Mora. El lunes comenzaba la repetición del juicio por el asesinato de la joven a manos de su marido, en febrero de 2017.  La familia pide la misma sentencia que hace un año cuando Jorge Rafael García fue condenado a prisión permanente revisable. Pero un defecto de forma en el veredicto emitido por el jurado popular hizo que el tribunal superior anulara la sentencia.
Concretamente fueron dos puntos del veredicto los que quedaron sin desarrollar y por eso ahora se ha vuelto vuelto a repetir.
Para la defensa el acusado no cometió asesinato, sino homicidio con el agravante de parentesco si pero sin alevosía.
Todo lo contrario que para la acusación. Cristina Martín estaba impedida en una silla de ruedas al sufrir la enfermedad conocida como huesos de cristal. Necesitaba de la ayuda de su familia para prácticamente todo. De ahí, que incluyan el agravante de alevosía y vuelvan a pedir la máxima pena: prisión permanente revisable.

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad