El Trasvase Tajo-Segura, una trampa mortal para los animales que bajan a beber

Cada vez son más los corzos que mueren ahogados en varios tramos del Trasvase Tajo-Segura en las provincias de Albacete, Cuenca y Guadalajara. Bajan a beber agua y una vez en el canal no pueden salir. La Federación de Caza de Castilla-La Mancha pide una solución urgente a la Confederación del Tajo y al Ministerio de Transición Ecológica.

Muchos animales mueren ahogados en el Trasvase, es una imagen que se repite diariamente. Sólo aquellos que reciben ayuda pueden salir y evitar la muerte, pero no las heridas. Una situación que se ha agravado estos últimos años, tal y como asegura el Presidente del Coto El Picazo, Miguel Huerta: “Con esto llevamos ya cinco años, al principio en un verano podían caer cuatro o cinco animales y ahora están cayendo 80, 90 y 100”.

Los tramos más peligrosos se encuentran en Albacete y Cuenca

Los animales acceden al canal para beber agua por las zonas sin vallado. La solución, dicen desde la federación de caza, pasa por construir vías de escape en ambas márgenes del trasvase y que se vallen las zonas más conflictivas.

Según asegura el delegado de la Federación Regional de Caza en Albacete, Juan de Dios García, los tramos más peligrosos se encuentran en Albacete y Cuenca.

Además de corzos, en el trasvase mueren jabalíes, perros y aves. Animales que permanecen en el agua varios días hasta que sus cadáveres son retirados.

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad