Prueban en Quero (Toledo) un dron que funciona como hidroavión

En el aeródromo de Quero una empresa española está realizando las pruebas con un dron, una aeronave pionera a nivel mundial con la que se podrán apagar incendios y realizar controles de vigilancia.

El aparato pesa más de 4.000 kilos y funciona como un hidroavión que puede lanzar hasta 1.500 litros de agua para sofocar un incendio.

Puede coger agua de cualquier mar o laguna y apagar un incendio incluso de noche ya que el piloto lo controla desde una cabina en tierra sin correr ningún riesgo.
Es el mayor dron del país con el que también se podrán realizar tareas de vigilancia e incluso provocar la lluvia. Un proyecto que nació hace 9 años y que podría culminar en unas semanas si obtiene el certificado para comercializarlo en todo el mundo.

Un prototipo pionero que permitirá actuar con más aeronaves y que con un enlace satelital podría tener cobertura mundial.

 

Temas

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad