Reapertura de los parques nacionales de Las Tablas de Daimiel y Cabañeros con limitaciones para los visitantes

Imagen de la noticia

Los parques nacionales de Las Tablas de Daimiel y Cabañeros reabren las rutas público, después de permanecer cerrados por el estado de alarma declarado para frenar la expansión de la pandemia de Covid-19.

Su reapertura tendrá limitaciones en cuanto al uso de todas sus instalaciones y el número de personas que a diario podrán visitar los espacios protegidos, según el director del Parque Nacional de Las Tablas de Damiel, Carlos Ruiz de la Hermosa, y el director del Parque Nacional de Cabañeros, Ángel Gómez Manzanaque.

Rutas diferentes pero los centros de visitantes, cerrados, de momento

En el caso de Las Tablas de Daimiel se abren al público los diferentes itinerarios de uso público, pero permanecerán aún cerrados el centro de visitantes y el Molino de Molemocho, y además se ha establecido un aforo máximo de visitantes del 20 por ciento de la capacidad , lo que limitará las visitas a un máximo de 30 vehículos cada día.

En las Tablas de Daimiel para garantizar la seguridad de los visitantes, el parque ha establecido que los turistas deberán realizar la visita a través de los tres itinerarios peatonales autoguiados, con determinadas condiciones de desplazamiento y distanciamiento.
En cualquier caso, el director de Las Tablas de Daimiel ha confiado en que serán los propios visitantes los que, “empleando el sentido común” cumplirán con las distancias de seguridad y las medidas sanitarias que ha fijado la autoridad sanitaria.
El Parque Nacional de Cabañeros abrirá sus rutas pero aún permanecerá cerrado el centro de visitantes, que a lo largo de las próximas semanas podrían también abrir al público.
Se limitarán también el número de personas que puedan acudir a estas rutas, con el fin de preservar su seguridad.

Turismo activo, permitido

A partir de este viernes también podrán prestar servicio las empresas de turismo activo que se encargan de realizar las visitas en vehículos todoterreno por el interior del parque.
El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, el menor de los que conforman la red de parques nacionales, se encuentra situado en el centro de conocida como ‘Mancha Húmeda’ y es el último representante del ecosistema denominado tablas fluviales.

Situación de los parques naturales de las Tablas de Daimiel y Cabañeros

Las Tablas de Daimiel reanuda las visitas al parque con 280 hectáreas encharcadas, cuatro veces menos de las que tendría que tener.

Con una superficie de 1.928 hectáreas, acoge una gran riqueza faunística, lo que le llevó en 1982 a ser declarado zona Ramsar para la protección de los humedales y, posteriormente, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) por la Unión Europea.

Por su parte, el Parque Nacional de Cabañeros se encuentra situado en los Montes de Toledo, al noroeste de la provincia de Ciudad Real y suroeste de la de Toledo.
Fue declarado Parque Nacional en 1995 con el objetivo de proteger la mejor y más representativa muestra del monte mediterráneo en España, con un paisaje que está formado por extensas rañas con ricos pastos estacionales que ofrecen alimento a multitud de animales y sierras y macizos cubiertos de bosque y matorral que dan cobijo a gran variedad de aves y mamíferos.

 

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad