Siemens anuncia el cierre de su planta en Cuenca

Siemens Gamesa Cuenca

Siemens Gamesa ha anunciado este lunes su intención de iniciar un procedimiento de despido colectivo para cerrar definitivamente sus plantas de As Somozas (Galicia) y Cuenca (Castilla La-Mancha), en las que trabajan 266 empleados.

Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el cierre afectará tanto a los 215 empleados de la planta gallega como a los 51 trabajadores de la planta de Cuenca.

Siemens asegura que la planta de As Somozas no tiene ningún pedido confirmado para 2021 del modelo de palas que produce, además de recordar que ya no existe demanda para éste en el mercado español, por lo que la planta ya no es competitiva para fabricar los aerogeneradores de mayor tamaño que demanda actualmente el mercado.

En cuanto a la planta de Cuenca, la compañía alemana indica que su actividad ha quedado limitada a la reparación de palas, lo que ha hecho que deje de ser sostenible y competitiva.

La energética, que enmarca este cierre dentro de sus acciones para “mejorar la competitividad y ser rentable dentro de la sostenibilidad”, promete poner todos los medios a su alcance para minimizar el impacto del cierre de ambas plantas.

Rechazo de las autoridades

En un comunicado conjunto, el Gobierno de España, la Xunta de Galicia y el Gobierno de Castilla-La Mancha han mostrado su rechazo a la decisión de Siemens-Gamesa y lamentan que la empresa haya rechazado todas las soluciones viables planteadas en los últimos meses.

A pesar de ello, las autoridades “mantienen su ofrecimiento a la compañía para seguir analizando opciones de viabilidad alternativas al cierre”, recordando que el contexto actual que ofrece la transición energética es “particularmente favorable” para las energías renovables.

En el comunicado, los gobiernos implicados transmiten su solidaridad a los trabajadores y remarcan su “total compromiso para buscar soluciones que garanticen el mantenimiento de los puestos de trabajo”.

UGT ha criticado lo que considera “una estrategia de desmantelamiento y deslocalización de la producción en España”, que no tiene otro objetivo que trasladar los centros de producción hacia Portugal, donde, según el sindicato, Siemens pretende seguir fabricando con mano de obra más barata.

Desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT aseguran que las plantas generan 350 empleos directos y más de 500 indirectos, que se suman a los cierres llevados a cabo por la compañía alemana en los últimos años en Miranda de Ebro (Burgos) y Aoiz (Navarra).

Además, consideran incomprensible que se anuncie el cierre en estos momentos, cuando el Gobierno ha demostrado “apostar de manera decidida por las energías renovables como pilar de la recuperación de la pandemia”, y tras haber ofrecido en las últimas reuniones con la compañía facilidades para mantener su carga de trabajo en las plantas españolas.

 

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad