Una bola de fuego sobrevuela Castilla-La Mancha a unos 75.000 kilómetros por hora

Imagen de la noticia

Una bola de fuego sobrevoló Castilla-La Mancha en la medianoche de este 24 de julio, un fenómeno que fue grabado por los detectores del Complejo Astronómico de La Hita (Toledo) y detectado por numerosas personas que se hicieron eco del fenómeno en redes sociales.

Según informa la Fundación AstroHita, este bólido se produjo al entrar en la atmósfera terrestre a gran velocidad una roca procedente de un asteroide y fue grabado por los detectores que la que la Red de Bólidos y Meteoros del Sureste de Europa (Red Swemn) opera en La Hita, en el marco del Proyecto Smart , que se coordina desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía y cuyo objetivo es monitorizar continuamente el cielo para registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

La bola procedía de un asteroide

El fenómeno ha sido analizado por el astrofísico José María Madiedo, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y ha determinado que la roca que originó la bola de fuego entró en la atmósfera terrestre a una velocidad de unos 75.000 kilómetros por hora y procedía de un asteroide.

 

El brusco rozamiento con la atmósfera a esta enorme velocidad hizo que la roca se volviese incandescente, generándose así una bola de fuego que se inició a una altitud de unos 85 kilómetros sobre el sur de Ciudad Real, en concreto, sobre la vertical de Sierra Morena y casi en el límite entre las comunidades de Castilla-La Mancha y Andalucía, y desde allí avanzó en dirección sureste, finalizando a una altitud de unos 34 kilómetros sobre la localidad de Ibros, en la provincia de Jaén.
La gran luminosidad de la bola de fuego hizo que se pudiera ver desde más de 500 kilómetros de distancia.

 

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad