Una familia de Puertollano se pone a sí misma en cuarentena tras regresar de China

En un cartel avisan a los clientes de que cierran la tienda para someterse a un período de cuarentena voluntario. Es un bazar chino de Puertollano. Sus propietarios acaban de volver de China y han tomado esta decisión.

“Estimados clientes: llegamos el dos de febrero a Puertollano. Debido a la situación actual del coronavirus, vamos a aislarnos voluntariamente durante 14 días. ¡Abrimos el día 17 de febrero!” reza el cartel.

En el país asiático son centenares de millones las personas que permanecen en sus casas todo o gran parte del día para evitar contagiarse del coronavirus, el virus que ha sometido al país más poblado del mundo a un bloqueo sin precedentes. De momento, el número de muerto se acerca a los 900, pero la mortalidad sigue siendo baja, según los expertos, del 2-3%.

La barriada, tranquila

Un aislamiento que tranquiliza a la barriada de la Fraternidad donde se encuentra el establecimiento aunque la cautela salga a relucir en muchas conversaciones.

El negocio volverá a levantar la persiana el 17 de febrero, mientras tanto los propietarios piden disculpas a sus clientes por las molestias.

Temas

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad