"El Greco en Illescas": la exposición del Prado de las obras del Santuario de la Caridad restauradas por daños durante la Guerra Civil

“El Greco en Illescas”, son las obras del Greco pintadas para el Santuario de la Caridad de Illescas que fueron resguardadas en el contexto de la Guerra Civil en la caja fuerte del Banco de España. Debido a la fuerte humedad, sufrieron grandes alteraciones en su soporte, pigmentos y barnices. Ocho décadas después han sido sometidas a un proceso de restauración. El resultado puede verse en una exposición que se exhibe desde este miércoles 21 de octubre en el Museo Nacional del Prado.

Estas obras del Greco  permitirán profundizar en el proceso de investigación y restauración de la obra,  de forma práctica y pedagógica con el fin de unir arte y ciencia en la comprensión educativa.

Este  19 de octubre,el Museo Nacional del Prado, con el apoyo de FUNCAVE, el patrocinio de la Fundación Amigos del Museo del Prado y la colaboración de la Comunidad de Madrid, este trabajo ha sido presentado presentará en rueda de prensa “El Greco en Illescas”.

Unas obras de acondicionamiento en el Santuario de Nuestra Señora de la Caridad de Illescas (Toledo) han permitido que el Museo Nacional del Prado se convierta en anfitrión de las cinco pinturas del Greco que se conservan allí.

Se trata de una ocasión única para cotejar dos conjuntos esenciales de la producción final del pintor, caracterizada por el completo desinterés por las convenciones espaciales, el uso de modelos alargados y llameantes, creados con pinceladas cada vez más deshechas y vibrantes, un cromatismo reducido y una iluminación relampagueante.

El acto, celebrado en la sala 9 B y contará con las intervenciones de Andrés Úbeda, Director Adjunto de Conservación e Investigación del Museo Nacional del Prado; José Manuel Tofiño, Presidente de FUNCAVE; Nuria de Miguel,  Secretaria General de la Fundación Amigos del Museo del Prado; Marta Rivera de la Cruz, Consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid y Leticia Ruiz, Jefa de Pintura Española del Renacimiento del Museo Nacional del Prado.

El Prado, la segunda casa de los Grecos de Illescas

Aunque algunos de los cuadros que componen la muestra ya habían estado en los años 80 en el Museo del Prado para ser restaurados y estudiados, es “la primera vez que todas las obras pueden observarse juntas en este Museo, lo que supone un espectáculo en sí mismo”, detalla Ruiz, quien considera el Prado como “la segunda casa de las obras del Greco”.
Las cinco obras, pertenecen a la muestra que el pintor realizó para El Hospital de Misericordia y Beneficencia de Illescas, uno de los espacios religiosos de más importancia en Toledo en la época, donde se encuentra la imagen de la Virgen de la Caridad, que da inspiración a los cuatro lienzos de diferentes dimensiones y formatos, realizados para ser colocados en la capilla.
Además de los cinco cuadros creados por el Greco para el templo toledano, pueden observarse también en la muestra las telas del retablo mayor del Colegio de Doña María de Aragón (1597/1600), presentando un “conjunto único” en el que observar los rasgos distintivos en las obras del pintor durante su última etapa de creación.
Del uso de las características figuras alargadas del cretense, que se ve “especialmente enfatizado” durante la etapa final, al desinterés por las convenciones espaciales, y el uso de pinceladas deshechas y vibrantes, además de un cromatismo reducido y una iluminación relampagueante, así como el uso de retratos, como es el caso de la representación de San Ildefonso en una de las cinco obras.
La muestra es “un acierto y uno de los conjuntos más bellos del 1600” según ha explicado Andrés Úbeda, director de Conservación e Investigación del Prado, quien ha resaltado la “satisfacción” adjunta a poder inaugurar una exposición más durante los tiempos de pandemia, así como la importancia de “reforzar el espacio” a través de exposiciones.
Para José Manuel Tofiño, presidente de Funcave y alcalde de la localidad de Illescas, se trata de una de las “máximas exposiciones culturales del patrimonio de Illescas”, en un mensaje que también ha reforzado la Consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid Marta Rivera, quien ha sostenido que “el camino de Illescas a Madrid es de ida y vuelta” durante la presentación de la muestra.
Rivera ha celebrado que “el Prado se engrandece” con la llegada de una exposición más durante los meses de pandemia, en los que es necesario “ir de la mano de la cultura, la belleza y la generosidad” para salir adelante.
También ha coincidido en que se trata de “un día de celebración” la Secretaria general de la Fundación Amigos del Museo del Prado Nuria de Miguel, apostillando que inaugurar exposiciones durante esta época es un “claro mensaje de optimismo” que debe permanecer.

Agencias/CMM

 

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad