Puy du Fou reabre sus puertas para viajar a través de la Historia

Puy du Fou España estrena este sábado los espectáculos de día en su parque temático de Toledo y pone a disposición del visitante un espacio de 30 hectáreas en el que poder sumergirse en la historia, con cuatro espectáculos de día y uno de noche.

Con más de 25.000 entradas vendidas solo para los días de Semana Santa, Puy du Fou España se abre a los visitantes ofreciendo cuatro nuevas creaciones para visitar de día, a lo que se suma la representación nocturna “El sueño de Toledo”, inaugurado en verano de 2019 y que, a través de la música, la danza y efectos de luz y sonido, ofrece un repaso por 1.500 años de historia de España.

Un viaje a través de la historia

El consejero delegado de Puy du Fou España, Erwan de la Villéon, reconoce que tras cinco años de trabajo, las últimas horas antes de abrir las puertas del parque de día se viven “con un poco de nervios y con mucha ilusión” y destaca que el objetivo es ofrecer a los visitantes una experiencia que les permita hacer un viaje a través de la historia.

Esta propuesta incluye “El último cantar”, en el que el visitante puede seguir la trayectoria de Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid, desde su juventud en Burgos hasta su muerte en Valencia, pasando por distintos momentos de su vida con un “espectáculo insólito” visto desde una grada que gira 360 grados, para ver los siete escenarios instalados alrededor de la grada que permite al espectador ir cambiando de acción, en la que aparecen 220 personajes.

En “A Pluma y Espada” se ofrecen “las aventuras de Lope de Vega” ambientadas en un gran corral de comedias y que incluyen escenas de acción a través de los tejados de Toledo e incluso se recrea la plaza de Zocodover engalanada para la procesión del Corpus Christi.

“Allende la Mar Océana” es un espectáculo inmersivo, en el que el visitante puede recorrer por su propio pie desde las estancias en las que se reunieron Cristóbal Colón y los reyes católicos para ultimar los detalles del viaje a las Indias, hasta el barco en el que los marineros emprendieron rumbo al “Nuevo Mundo” y vivir el momento en el que descubren y llegan a tierra.

Y en “Cetrería de Reyes”, se recrea un encuentro entre el califa de Córdoba Abderramán III y Fernán González, conde de Castilla, que enfrentan “dos tradiciones de cetrería que cubren el cielo de gavilanes, azores, flamencos, cigüeñas o milanes”, resalta De la Villeón.

La artesanía también está presente

Todo ello, acompañado con talleres de artesanos que, en vivo, demuestran sus oficios, ya que repartidos por el parque, se pueden encontrar maestros espaderos, damasquinadores, ceramistas y también un obrador de mazapán o un ebanista, entre otros oficios artesanos.

Estos talleres artesanos, y también mesones y puestos donde adquirir los productos elaborados por los artesanos y otros, se reparten por cuatro “poblados históricos”, cada uno dedicado a una etapa histórica, “La Puebla Real”, que recrea un poblado castellano, “La venta de San Isidro”, inspirado en tierras manchegas, “El Askar Andalusí” para volver a Al-Ándalus y “El Arrabal”, el lugar extramuros donde los mercaderes hacen sus negocios. En cada uno de estos poblados se pueden encontrar productos relacionados con la época

Trabajan 689 personas en el espectáculo

En total, en Puy du Fou España trabajan 689 personas, si bien De la Villéon afirma que “lo que más ilusiona no es el número, sino la calidad de la gente” y que además permite que “haya gente que ha podido volver a su tierra” y pone el ejemplo de un chico que “ha trabajado en Barcelona, luego se fue a México y ahora trabaja aquí” y desvela que este chico es natural de Guadamur.

Para la elaboración de los espectáculos, De la Villeón afirma que han contado con expertos en muchas materias, como arquitectura, literatura, arqueología e historiadores, todo ellos “especialistas a nivel nacional e internacional, que cada uno ha aportado” su conocimiento.

Sin embargo, añade: “Nosotros nos tomamos muchas licencias artísticas. No somos historiadores, nos empapamos de todo, respetamos el espíritu del pasado, pero no la letra”.
El objetivo, explica, es que los visitantes salgan con ganas de conocer un poco más la historia de España.

Todo adaptado a las medidas sanitarias

Además de los espectáculos, De la Villeón resalta que se ha cuidado el entorno y se han realizado más de 27.000 plantaciones en los últimos cuatro meses, entre los que se encuentran más de 3.000 árboles autóctonos, como almeces, olmos, olivos o moreras.

“No vamos a parar aquí. Queremos que sea un oasis y que la gente esté bien”, destaca De la Villeón, que en cuanto a las medidas de covid-19, subraya que la mayor parte de los espectáculos son al aire libre y que los teatros cerrados están equipados con tecnología para la regeneración del aire, además de desinfectar todo entre cada pase y ofrecer un aforo del 30 por ciento de las butacas disponibles, siempre respetando las distancias de seguridad.

 

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad