Al menos 58 migrantes muertos en el naufragio de una patera que se dirigía a Canarias

PATERA

Al menos 58 migrantes han muerto este miércoles después de que naufragase frente a las costas de la ciudad mauritana de Nuadibú (noroeste) la embarcación en la que pretendían alcanzar junto a un centenar de personas más las islas Canarias, según el Ministerio del Interior del país africano y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El Gobierno de Mauritania ha informado en un comunicado de que a bordo de la patera viajaban entre 150 y 180 migrantes, en su mayoría jóvenes de entre 20 y 30 años y procedentes de Gambia, según el testimonio de los supervivientes, con los que también ha contactado la OIM.

La organización internacional ha explicado, por su parte, que los migrantes habían partido el 27 de noviembre desde Gambia y que la embarcación se había quedado sin combustible. La patera terminó naufragando a unos 25 kilómetros de la costa mauritana, según la agencia de noticias oficial AMI.

Asistencia a los supervivientes

Las autoridades locales, la OIM y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) han ofrecido asistencia a las víctimas, 83 de las cuales llegaron a nado a la costa.

“Nuestra prioridad común es atender a los supervivientes y darles el apoyo que necesitan”, ha afirmado la jefa de la misión de la OIM, Laura Lungarotti, que ha agradecido en un comunicado la “eficiente” coordinación del Gobierno mauritano.

El Gobierno español pide que se adopten “políticas migratorias solidarias y comunes”

El Gobierno español ha lamentado el naufragio de una patera frente a las costas de Mauritania en el que han muerto al menos 58 personas y ha subrayado la urgencia de que la comunidad internacional adopte “políticas migratorias solidarias y comunes, con cooperación en los países de origen y contra las mafias que trafican con personas”.

Así lo ha afirmado el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en un mensaje en su cuenta de Twitter en el que ha lamentado que el mar haya sido “escenario de una nueva tragedia” para personas que “ansiaban un futuro mejor”.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación ha expresado en un comunicado su “consternación” por un naufragio “en el que han perdido la vida al menos 58 migrantes de distintas nacionalidades que se dirigían a las Islas Canarias”.

Además de transmitir sus condolencias a los familiares de los fallecidos, ha trasladado su apoyo al Gobierno de Mauritania y ha agradecido “la labor de sus autoridades así como los esfuerzos de la Organización Internacional de las Migraciones que han permitido el rescate de otros 85 migrantes que viajaban en la embarcación”. Con Mauritania, ha recordado Exteriores, el Gobierno español tiene “una valiosa cooperación en materia migratoria”.

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad