• Domingo 03 de Julio de 2022

¿Cómo es más seguro colocar a los niños en el coche?

Imagen de la noticia

Prácticamente todos los padres reconocen la importancia de transportar a los niños en una sillita de seguridad, pero seis de cada diez familias desconocen que el asiento trasero central es el lugar del vehículo más seguro para colocar este sistema de retención infantil.

Son datos del estudio “Seguridad vial infantil en el automóvil: ¿Viajan nuestros hijos siempre seguros?”, realizado por la Fundación Mapfre y la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME), presentado este viernes, que advierte de que colocar correctamente una sillita infantil evita el 75 % ciento de las muertes y hasta un 90 % de las lesiones graves.

El estudio revela que la mayoría de los encuestados (99,65 %) reconoce que el recién nacido debe transportarse en portabebé de seguridad con el niño mirando hacia atrás o en capazo homologado para su uso en el coche y nueve de cada diez valora las ventajas del ‘isofix’ (sistema de anclaje sin necesidad de usar los cinturones), ya que facilita la instalación y aumenta la seguridad.

En cuanto al lugar más seguro para ubicar la sillita, solo el 38,84 % contesta correctamente: asiento trasero posición central, mientras que un 18,84 % cree que es el asiento trasero izquierdo, un 35,70 % el asiento trasero derecho, un 0,58 % el asiento delantero y un 6,05 % el asiento trasero, en cualquier posición.

El asiento trasero central es la ubicación que más protección ofrece al niño de los impactos laterales y vuelcos, si bien la mayor parte de los automóviles no disponen anclajes ‘isofix’ en esa ubicación y sí en los laterales.

En este caso, los expertos recomiendan el asiento trasero derecho, ya que permite tener contacto visual con el niño y proporciona un acceso más seguro desde la acera para acceder a la sillita, tanto para su instalación, como para la entrada y salida del niño del vehículo.

Prácticamente la mayoría de los padres conoce el momento que la normativa marca en el que los niños pueden viajar mirando hacia delante, a partir de los 15 meses o 10 Kg de peso, aunque lo recomendado es a partir de los cuatro años. El 3 % cree que puede ser en cualquier momento y el 5 % cuando se considere necesario.

Además, un 34,30 % desconoce que, cuando el bebé viaja mirando hacia atrás, el respaldo debe colocarse en una posición intermedia, entre horizontal y vertical, para permitir al niño dormir con tranquilidad y evitar la asfixia postural.

El estudio revela que seis de cada diez familias no conoce que el alzador es recomendable hasta que el menor mide 1,50 metros o hasta que el cinturón se ajuste perfectamente a sus condiciones físicas y un 24,42 % no sabe que existe relación entre el dispositivo y la talla.

En cuanto a si protege más el elevador con o sin respaldo, el 87,3 % responde de forma incorrecta, ya que desconoce que el respaldo reduce el riesgo de daño en la cabeza y evita el contacto del niño con el lateral del vehículo

La nueva Ley de tráfico de marzo de 2022 incide en la obligatoriedad de utilizar estos sistemas y de hacerlo correctamente.

Todos los menores de edad, cuya altura sea igual o inferior a 1,35 tienen que utilizar uno, y además tienen que ir en los asientos traseros del vehículo, salvo que estén ocupadas todas las plazas traseras por menores, que el vehículo no disponga de plazas traseras o que no se pueda instalar una sillita en esa parte, lo que desconocen casi la mitad de las familias.

Una instalación incorrecta o la no utilización de los sistemas de retención infantil acarrea una multa de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del carné de conducir.

En 2019 -año más representativo que 2020 por la pandemia- fallecieron en España 32 niños entre 0 y 14 años, 18 de ellos ocupantes de turismo y furgonetas ligeras, de los cuales 3 no hacían uso de ningún sistema de retención infantil.

© Castilla-La Mancha Media 2022

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad