El último borrador de la COP25 de Madrid calificado de "decepcionante" y "totalmente inaceptable"

Momento de la concentración de la plataforma \

El último borrador presentado este sábado en Madrid por la Presidencia de la COP25 como base de las negociaciones para intentar llegar a un acuerdo en la lucha contra la crisis climática ha causado una gran indignación.Varias organizaciones medioambientales y de derechos humanos de distintos continentes han criticado en bloque el texto.
Representantes de organizaciones como Greenpeace International, Action Aid o WWF han mostrado su desacuerdo con las negociaciones y su indignación por los “débiles compromisos” recogidos en el último borrador de las partes de la XXV Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Un paso atrás, previo al Acuerdo de París

Mohamed Adow, experto en políticas climáticas de la organización Christian Aid de ayuda al desarrollo, ha dicho que el texto es “muy decepcionante”, cuando los científicos están alertando de los efectos devastadores del cambio climático si las emisiones siguen creciendo.
Se ha referido a los niños de países como la India, para los que este documento de la Presidencia chilena será “una traición para su futuro” y ha insistido en que “es totalmente inaceptable” que el texto se aleje del Acuerdo de París, que “nos había dado tanta esperanza en la revisión al alza de la ambición”.
“Este documento nos hace retroceder a la situación previa al Acuerdo de París, sin compromisos serios frente a la crisis climática y los retos que se habían alcanzado”, ha incidido.
Para la organización ambientalista internacional WWF, es “inaceptable” el borrador de acuerdo sobre el clima que continúan negociando las delegaciones de los casi 200 países que participan en la COP25 de Madrid, un día después de la fecha prevista para su clausura.

Faltan planes ambiciosos frente a la emergencia climática

La jefa de la delegación de WWF, Vanessa Pérez-Cirera, ha dicho que se trata de un borrador “extremadamente débil”, especialmente en lo que se refiere a ambición climática, y resalta que ante la crisis que padece el planeta, se necesitan objetivos de reducción de emisiones mas ambiciosos para 2020, “prácticamente eliminados del borrador”.
Mar Asunción, responsable de Energía y Clima de la ONG en España, ha señalado que “la única palabra que hasta ahora refleja la situación en la que nos encontramos es decepcionante”, pues el último borrador facilitado por las partes “es muy flojo, ya que no responde a la emergencia climática”.
“Si dicho borrador no cambia -ha añadido- no responderíamos al objetivo prioritario, que es asegurar una mayor ambición en los planes que tienen que presentarse en 2020 para que estén en la línea de lo que dice la ciencia y clama la sociedad”.
El científico Alden Meyer, director de estrategia de la organización Union of Concerned Scientists, ha calificado este borrador de “injusto e inmoral”.
No he visto nunca una desconexión mayor como lo que estamos viendo en esta COP25 entre lo que la ciencia requiere y el mundo demanda” y  asegura que “no hay rastro de la intención de los países de aumentar su ambición en la reducción de sus emisiones contaminantes”. “Si los países fracasan en el objetivo de limitar la temperatura por debajo de los 2 grados, alcanzar el objetivo de 1,5 será prácticamente imposible”, añade.

Contra los mercado de carbono y la desigualdad

En relación a estas deliberaciones de la COP25, más de medio centenar de ONG internacionales han denunciado que los grandes contaminantes y los países ricos de estar “arrojando gasolina al fuego de la crisis climática”, abriendo deliberadamente el camino para “aún más combustibles fósiles” . Por ello, han pedido a los países pobres que “rechacen decididamente la agenda de los contaminadores”.

Contaminadores que en lugar de proteger, “están avanzando estratégicamente esta agenda mortal”, aseguran en un comunicado conjunto.
En todo caso, aseguran que incluso antes de que comenzara la cumbre en Madrid estaba “claro “que los grandes contaminadores, incluidas las industrias de combustibles fósiles, agricultura, silvicultura y mercados de carbono, “planean condenar al mundo a un calentamiento catastrófico en los próximos años”.
“Quieren utilizar los mercados de carbono para “compensar” en lugar de reducir las emisiones, mediante la mercantilización de la naturaleza y a través del comercio de carbono hacia el Sur, mecanismos que se traducirán en violaciones desproporcionadas de los derechos de las mujeres, jóvenes, lpueblos indígenas y las comunidades en primera línea”, lamentan.

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad