Las condiciones para ir sin mascarilla al aire libre: metro y medio de distancia y siempre con una a mano

Las mascarillas ya no serán obligatorias al aire a partir del sábado 26 de junio, pero con condiciones. Se podrá ir sin ella cuando se respeta la distancia de seguridad de metro y medio con no conviventes, pero habrá que tener una a mano por si no se dan esas condiciones cuando nos encontremos en el exterior.

Es decir, podremos ir sin mascarilla cuando estemos al aire libre en un lugar en el que no haya aglomeraciones, pero tendremos que seguir utilizando mascarilla, por ejemplo, en conciertos. Es probable que no la tengamos que utilizar en playas y piscinas donde es más fácil mantener esa distancia de seguridad ni en aquellos eventos en que estemos sentados y se respete el metro y medio de distancia.

Y fundamental, llevar siempre una mascarilla con nosotros para poder utilizarla según las circunstancias. Está previsto que si incumplimos y no llevamos una mascarilla cerca cuando estemos en exteriores se nos pueda multar con entre 100 y 3.000 euros por no tenerla cerca.

Ni en residencias ni en servicios esenciales

La mascarilla dejará de ser de obligado uso en residencias y espacios institucionalizados donde el 80 por ciento de la población esté vacunada, pero sí será obligada para los trabajadores de esos centros y las visitas.

Lo mismo ocurrirá en servicios esenciales, como por ejemplo un parque de bomberos, que no tendrán que llevarla en sus guardias si el 80 por ciento está inmunizado.

Tampoco será obligatorio para los pasajeros de barco y buque en su camarote y tampoco cuando estén en cubierta y se pueda mantener la distancia de seguridad.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha precisado que las medidas de flexibilización se regirán por un “criterio homogéneo” en todo el territorio y las autonomías se tendrán que amoldar, porque la ciudadanía necesita un “mensaje comprensible”.

“La mascarilla la tenemos que llevar con nosotros, aunque no siempre la llevemos puesta“, ha aseverado la ministra, si bien no ha aclarado si se trata de una obligación o una recomendación y se ha remitido a lo que apruebe el Consejo de Ministros en el decreto ley, “y a eso habrá que ceñirse”.

¿Dónde seguirá siendo obligatorio el uso de la mascarilla?

Donde sí seguirá siendo obligatoria será en espacios cerrados públicos, como por ejemplo una biblioteca, o espacios cerrados de uso público, como una farmacia o un supermercado, y en los transportes públicos tanto en avión, autobús o metro.

La nueva normativa deroga un único artículo de la ley 2/2021 de 29 de marzo, que establecía la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores, incluso cuando hubiese distancia de seguridad, “por lo que en todo lo demás sigue vigente la ley”, ha explicado la ministra.
Y dado que es una ley de ámbito nacional es aplicable a todos los territorios.

Darias ha recordado que solo se ha anulado la posibilidad de llevar mascarillas en lugares de bajo riesgo de transmisión y ha justificado esta primera medida de no obligar a su uso en exteriores a que la pandemia está en cifras positivas “y todos los indicadores están diciendo que estamos en el camino adecuado hacia la nueva normalidad”.

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad