Pascua MIlitar: El Rey recuerda que "todos estamos incondicionalmente comprometidos con la Constitución"

El rey ha asegurado este miércoles ante la cúpula militar el compromiso “incondicional” que todo el pueblo español tiene con la Constitución y la obligación de “respetar y observarla” al ser “fuente de cohesión y marco y garantía de convivencia, de estabilidad y de solidez democrática”.

Felipe VI, junto a la reina Letizia, ha presidido la ceremonia de la Pascua Militar celebrada en el Palacio Real, marcada este año, además de por la pandemia, por la polémica provocada por la carta de mandos retirados del Ejército enviada al rey con críticas al Gobierno y del chat con comentarios amenazantes de algunos oficiales jubilados.

Sin hacer alusión directa a este asunto, el monarca ha reafirmado el respeto de las Fuerzas Armadas (FAS) en presencia del jefe del Gobierno, Pedro Sánchez; de la ministra de Defensa, Margarita Robles, el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de las principales autoridades castrenses.

“La Constitución es el camino libre y democráticamente decidido por el pueblo español. Todos estamos incondicionalmente comprometidos con ella, porque es el origen de la legitimidad de todos los poderes y de todas las instituciones del Estado. Una legitimidad que se renueva cada día respetándola y observándola”, ha subrayado el rey, quien ha recordado su condición de mando supremo de las FAS.

Felipe VI ha destacado también que la Carta Magna reconoce “las libertades y los derechos y consagra los valores y el orden democráticos”. “También los deberes a los que todos estamos sujetos”, ha completado.

Un texto el de 1978 que, según el rey, es “reflejo de España”, al ser “fuente de cohesión, marco y garantía de convivencia, de estabilidad y de solidez democrática”.

El rey ha comenzado su discurso expresando su gratitud a los miembros de las FAS y de la Guardia Civil por la “entrega, valor, lealtad, disciplina y humanidad” que siempre demuestran en su labor diaria.

En especial, ha centrado su reconocimiento en su “extraordinario” trabajo” desarrollado durante la pandemia, primero en la operación Balmis y, en la actualidad, en la Baluarte sobre el rastreo de los contagios.

Con uniforme de gala de capitán general de la Armada, don Felipe ha expresado su “profundo orgullo” por formar parte de la familia castrense y ha renovado “el permanente apoyo y aliento de la Corona” a su labor.

Robles rechaza “la intolerancia y los delirios” de los militares del chat

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha expresado su rechazo “más absoluto” a los mandos del Ejército que criticaron al Gobierno en una carta y lanzaron amenazas contra el orden constitucional en un chat privado por “su intolerancia, sus delirios y su total alejamiento de los valores castrenses”.

Robles ha arremetido con dureza contra el grupo de oficiales ya jubilados durante su intervención en la ceremonia de la Pascua Militar presidida por los reyes en el Palacio Real y al que ha asistido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la cúpula de los tres Ejércitos.

Para la ministra, los uniformados díscolos representan “una insignificante minoría, que sólo se representa a sí misma, que busca una publicidad y un protagonismo, que ni merece ni tiene y que cuestiona irresponsablemente las bases de la convivencia en España”.

Los militares españoles está guiados por “la más estricta neutralidad política” y defienden, “si fuera necesario con su vida, la Constitución y los valores, principios y derechos en ella reconocidos”.

“Contamos con unas Fuerzas Armadas modernas, altamente preparadas y formadas exclusivamente en el marco de la Constitución”, ha enfatizado.

Robles ha elogiado la labor de los militares, en especial, la desempeñada durante la pandemia en la operación Balmis, de la que -ha añadido- todos los españoles se sienten “orgullosos” por su “ejemplaridad”.

 

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad