137 muertos y 5.000 heridos en una potente explosión en Beirut, Líbano

137 personas han muerto y unas 5.000 han resultado heridas por las potentes explosiones registradas el martes por la tarde en la zona portuaria de Beirut, según ha informado este miércoles el secretario general de la Cruz Roja Libanesa, George Kettneh, a DPA.
Además, el jefe de la organización humanitaria en el país ha advertido de que el número de víctimas mortales podría seguir aumentando.

Según las primeras informaciones, habría habido dos explosiones. La primera, relacionada con fuegos artificiales, habría causado un incendio que habría originado la segunda, en la que habría saltado por los aires un almacén lleno de nitrato de amonio, un material altamente explosivo, decomisado hace más de una década y guardado en el puerto beirutí.

La potencia de esta segunda deflagración habría sido tal que ha arrasado por completo el puerto, un silo con más de 100.000 toneladas de grano para alimentar a la población y ha causado cuantiosos daños materiales en numerosos edificios de la ciudad, lo que habría dejado sin techo a en torno a 300.000 habitantes.

Además de las víctimas mortales y los heridos, según la Cruz Roja libanesa, podría haber cientos de personas atrapadas bajo los escombros. Además, los hospitales están colapsados y se ha producido un apagón como consecuencia de la potente explosión. Las autoridades han decretado el Estado de Emergencia, que durará, en principio, dos semanas.

Ante lo sucedido, se aplaza la lectura pública de la sentencia por el asesinato con una bomba del ex-primer ministro libanés, Rafik Hariri, en 2005. Atentado del que se acusa a una de las grandes organizaciones libanesas, la guerrilla chií Hezbolá. El tribunal ha decidido hacer pública la sentencia de los 4 acusados el 18 de agosto.

El Líbano ya se encuentra sumido en una profunda crisis económica, arrastra una deuda pública de 90.000 millones de dólares, el 170 % de su PIB, y en los pasados meses la libra libanesa ha perdido en torno al 80 % de su valor frente al dólar. Según palabras del ministro de Exteriores libanés, antes de presentar su dimisión. el país se encamina a convertirse en un estado fallido.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido trasladar su “apoyo y solidaridad” al pueblo del Líbano después de las potentes explosiones registradas el martes por la tarde en la zona portuaria de Beirut, capital del país asiático.

El papa Francisco realizó hoy un llamamiento a la comunidad internacional para que ayude al Líbano a superar la grave crisis que atraviesa tras la gigantesca explosión de este martes en el puerto de Beirut.

 

 

AGENCIAS/CMM

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad