La llegada del hombre a la Luna: mitos y verdades

Imagen de la noticia

El 20 el julio de 1969 el Apolo 11 y sus tres tripulantes hacían historia. Retransmitido en directo, millones de personas contemplaban un acontecimiento histórico. Pero han pasado 50 años y la llegada del hombre a la Luna sigue rodeada de incógnitas, bulos y teorías conspirativas. ¿Fue o no fue un montaje?

Quien así lo cree habla de fotos trucadas: banderas que ondean cuando no deberían, ausencia de huellas del alunizaje, sombras no todo lo oscuras que deberían ser, fondos que se repiten en escenarios teóricamente distintos…. Los argumentos que esgrimen son muchos y variados. Incluso la fecha o las palabras de Neil Armstrong al pisar la superficie lunar por primera vez han sido interpretadas de diferente forma. ¿Mitos o realidades?

¿Llegó el hombre a la Luna el 20 de julio?

20 de julio de 1969. Es el día que se marcó en el calendario de la historia, pero cronológicamente no es esa la fecha de la llegada del hombre a la Luna. ¿Por qué? El Apolo 11 despegó de Cabo Cañaveral el 16 de julio con Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins a bordo. La nave aterrizó, efectivamente, el día 20 en el Mar de la Tranquilidad. Pero fue realmente unas horas después, ya en 21 de julio (según la hora internacional UTC), cuando el comandante Armstrong pisaba, literalmente, la superficie lunar.

¿Qué dijo realmente Neil Armstrong?

La culpa de la polémica la tiene un artículo de la frase que pronunció el astronauta. Se entendió y tradujo como “un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad”. Sin embargo, un fallo en la retransmsión podría haber cambiado el sentido de lo que Armstrong realmente dijo y que vendría a traducirse como “un pequeño paso para un hombre”.

¿Cuál es la diferencia? El matiz es que en la primera frase el comandante parece referirse al conjunto de los hombres. Sin embargo, en la segunda se referiría a él mismo. Una pequeña anécdota que cambiaría el sentido de una frase mítica.

Desmontando teorías conspirativas

Aquellos que piensan que el hombre no pisó la Luna aquel 20 (o 21) de julio, apoyan sus tesis con argumentos de lo más variopinto. El más recurrente es el de la foto en la que Edwin Aldrin se encuentra junto a una bandera que parece ondear, algo imposible en un satélite que no tiene atmósfera. ¿Cuál es la explicación? La bandera se desplegaba gracias a una varilla horizontal y otra vertical, sin embargo,  no llegó a abrise del todo, de ahí que parezca que tiene movimiento.

Otro de esos argumentos conspirativos indica que ni se levantó polvo durante el alunizaje ni la nave dejó un cráter en la superficie lunar. Dos serían las explicaciones. Por un lado, que la gravedad en la Luna es mucho menor que en la Tierra. Por otro, que la nave aterrizó sin usar los motores. Y a ello habría que añadir un ambiente sin aire.

También se ha hablado de una misteriosa “C” que aparece sobre una roca, pero que podría deberse a un mal revelado de la foto. Y se han señalado fondos exactamente iguales que realmente no lo son, ya que la ausencia de atmósfera en la Luna puede “engañar”. Incluso se ha mencionado una temperatura insoportable para el ser humano que, realmente, se evitó alunizando a una hora concreta.

Quienes dudan de que el hombre llegara a la Luna hasta han señalado una mano detrás del montaje, la de Stanley Kubrik. Por qué, ¿quién grabó a Armstrong si fue el primero en pisar la superficie lunar? También tiene su explicación: una pequeña videocámara montada en un módulo autónomo.

Son teorías que siguen circulando 50 años después de la llegada del hombre a la Luna. Teorías que hay quien desmonta con un solo dato: 400.000 personas trabajaron en el Programa Apolo durante diez años y ninguna de ellas comentó ni filtró nada que hiciera sospechar que se trató un montaje.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad