Uber recibió 235 denuncias por violación en sus vehículos de EE.UU. en 2018

Al menos, 235 personas denunciaron haber sido violadas en Estados Unidos mientras viajaban en alguno de los vehículos de Uber. Los datos los ha revelado la propia plataforma de alquiler de vehículos con conductor. Los usuarios también denuncian unos tres mil casos de acoso sexual durante los trayectos.

La cifra de violaciones -definidas como penetración sexual no consentida- subió ligeramente con respecto a la de 2017, cuando se situó en 229 personas afectadas, y en ambos casos representa aproximadamente uno de cada cinco millones de trayectos realizados por la compañía en el país norteamericano.

En conjunto, los usuarios de Uber denunciaron el año pasado en torno a 3.000 casos de acoso sexual en los vehículos, si a las violaciones se suman también besos y tocamientos no consentidos, e intentos de violación.

Y hemos conocido, por ejemplo, a acusados como Dearan Benet conductor de uber y acusado de violar a una cliente o a Edgar Alberto, pasajero que, cuchillo en mano, violó a una conductora.

La compañía prometió transparencia y la acaba de servir: un informe, 84 páginas que ponen negro sobre blanco datos difíciles de digerir.

Casuística de denuncias muy variada

La compañía matizó que la casuística es muy variada y que los denunciantes pueden ser tanto pasajeros que han sido víctimas de conductores, la situación inversa o pasajeros que han sido agredidos sexualmente por otros pasajeros.

De hecho, Uber especificó que si bien el 54 % de los acusados de acoso sexual son conductores, un 45 % son pasajeros, y el 1 % restante es una tercera persona o alguien que no se ha podido identificar.

“Cada uno de estos incidentes representa a un individuo que ha vivido una experiencia traumática. Pero no me sorprenden los números porque la violencia sexual es mucho más generalizada en la sociedad de lo que mucha gente piensa”, lamentó el jefe de los servicios jurídicos de Uber, Tony West.

En cuanto a los homicidios, un total de nueve personas fueron asesinadas en el interior de un vehículo de Uber en 2018, una menos que los diez muertos de 2017.

Finalmente, 58 personas fallecieron en accidentes de tráfico cuando se encontraban en un vehículo de Uber el año pasado, es decir, una por cada veinte millones de trayectos realizados por la compañía en suelo estadounidense.

Temas

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad