En Profundidad

Informativos completos

En Profundidad

En menos de 24 horas termina el estado de alarma. Han sido 3 meses en los que la región se ha visto golpeada por la pandemia. Más de 3000 personas han fallecido con PCR positiva; y a más de 18.000 se les ha diagnosticado coronavirus. La primera en en dar positivo fue un vecino de Marchamalo, en Guadalajara, el 1 de marzo. A partir de esa fecha, todo el sistema sanitario de la provincia se vio inmerso en una transformación forzosa.

Lo cierto es que la nueva normalidad no está siendo igual para todos. Aunque la vida ha regresado poco a poco a las calles y a los comercios, los cascos históricos de la región están sufriendo la falta de turismo. Lo hemos visto en el de Toledo. Muchas tiendas siguen con la persiana bajada y algunas ni siquiera saben si volverán a abrir. Eso sí, a partir de mañana las cosas pueden cambiar a mejor.

Esta pandemia nos ha revelado el reto de adaptarse a las nuevas situaciones. También lo hacen los monumentos, como la catedral de Cuenca. Se ha reinventado para atraer al público. El coronavirus obligó a cerrar las puertas del templo pero hemos podido seguir asomándonos a ella, desde nuestras casas,  a través de la ventana de las redes sociales.

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad