En Profundidad

Aldeas: nuevas maneras de vivir que dan identidad a Castilla-La Mancha

Redacción CMM

Se podría decir de Francisco Fernández que tiene una aldea para él solo porque es el único habitante de Ciruela (Ciudad Real). Su modo de vida contrasta con el de miles de ciudadanos estresados por el día a día. Él saca agua de un pozo, cocina con butano y compra cada 15 días viajando en taxi hasta Ciudad Real.

"Estoy muy a gusto, sin ruido y sin nada".Francisco Fernández, habitante de Ciruela (Ciudad Real)

Tan solo 10 viviendas componen uno de los poblados más históricos de Ciudad Real. Los años han pasado por sus murallas, pero los vecinos se resisten a abandonar este lugar desconocido.

En otra aldea, El Charco del Tamujo, son 40 vecinos, de entre los cuales 13 son niños, que se han adaptado a lo que tienen: un columpio oxidado, un campo de fútbol sin delimitaciones y están casi sin internet, pero con ganas de seguir poblando lugares tan singulares como estos. Es su forma de vida.

María José Izquierdo nos ofrece los mejores y más interesantes reportajes "En Profundidad" sobre la actualidad de nuestra región.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?