Con los embalses de cabecera del Tajo en nivel 2 se abre el grifo a los trasvases

Según marca el Memorandum del Tajo (las normas de explotación del Trasvase Tajo-Segura) Entrepeñas y Buendía tienen 625 hectómetros cúbicos. Los pantanos se encuentran en nivel 2, por lo que los trasvases serán automáticos.
Se derivará la máxima cantidad posible: 38 hectómetros cúbicos, independientemente de las necesidades hídricas que tengan en la cuenca del Segura. Así que los pueblos ribereños temen que ese desembalse se haga sí o sí sin necesidad de las necesidades de agua, según apunta a Castilla- La Mancha Media, Francisco Pérez Torrecilla, Presidente de Municipios Ribereños
Desde la Plataforma de Afectados del Trasvase saben que el buen estado por el que pasa los pantanos es “pan para hoy y hambre para mañana” porque como afirman necesitan el agua para el desarrollo de la zona, pero “se la van a quitar”.

Este otoño-invierno, con la cabecera del Tajo al 25%, está siendo muy distinto al de 2017. El año pasado en estas mismas fechas la imagen era pantanos bajo mínimos, y no se podían aprobar trasvases, porque Entrepeñas y Buendía se encontraban al 9%.

Entrepeñas está al 17% de su capacidad

Imagen de gráfico del agua embalsada en Entrepeñas

Se puede trasvasar agua atumáticamente

El embalse de Buendía está al casi 38% de su capacidad

Cada mes, a revisión

El trasvase Tajo-Segura se realiza en función de las existencias conjuntas de los embalses de Entrepeñas y Buendía. Según las reglas de explotación a comienzos de cada mes se marcan los siguientes niveles mensuales con arreglo a los que se realizará o no los trasvases. El máximo anual total que se puede trasvasar en un año hidrológico es de 650 hectómetros cúbicos, 600 hectómetros cúbicos para el Segura y 50 hectómetros cúbicos para el Guadiana.

El Gobierno amplió de 20 a 38 hectómetros cúbicos el trasvase de Tajo al Segura para mayo y junio pasado.

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad