Desmantelan un grupo dedicado a la falsificación de tabaco, con 27 detenidos

La Guardia Civil ha desmantelado una organización delictiva, que operaba en Manzanares (Ciudad Real) y en Santaella (Córdoba), dedicada a la falsificación y contrabando de tabaco que vendía en Inglaterra, Italia y Rusia, en una operación en la que han sido detenidas 27 personas.

Los detenidos, de diferente nacionalidad del Este de Europa con edades entre 29 y 62 años, integraban una organización delictiva que producía grandes cantidades de labores de tabaco de forma ilegal en diferentes naves repartidas por España y que vendían fuera de España.

En cuatro meses de actividad, según el instituto armado, habría tenido una capacidad de producción de unos 200 millones de euros.

Operación Pastela

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, y el coronel jefe interino de la Comandancia de Ciudad Real, Humberto Urruchi, han dado a conocer este jueves en rueda de prensa los pormenores de la Operación Pastela. Una operación que se inició después de que en septiembre de 2018 se produjera un incendio en una nave del polígono industrial de Manzanares en el que murieron dos personas y otras 16 resultaron heridas.

La inspección ocular de la nave puso al descubierto una gran cantidad de tabaco picado y maquinaria industrial, además de una zona creada a modo de vivienda para los operarios que trabajaban en la nave incendiada.

Investigaciones posteriores corroboraron que la actividad de la nave era la fabricación, elaboración y distribución de cigarrillos a partir de tabaco picado de manera ilegal, ya que se desconocía la procedencia de la picadura con la que se elaboraban.

En coordinación con Europol

La coordinación de la Guardia Civil con Europol determinó que la organización conseguía grandes cantidades de picadura de tabaco que trasladaba hasta las naves, en las que se realizaban las fases de producción, elaboración y distribución del tabaco, para su posterior traslado a otros países donde la vendían.

La organización captaba a los operarios en países del Este de Europa para trabajar en las naves por periodos de un mes aproximadamente, por lo que no levantaban sospechas, ya que ninguna de estas personas tenía visado para trabajar y habían entrado a España como turistas.

Trabajadores del Este de Europa

Estos trabajadores vivían en el interior de la nave durante toda la estancia y eran reemplazados continuamente para no generar lazos amistosos entre ellos ni con la población local.

En el desarrollo de la operación se registraron tres naves industriales en Santaella, en las que fueron arrestadas 23 personas que se encontraban en ese momento trabajando en la elaboración ilegal de tabaco. También fueron detenidas otras dos personas, vecinas de Santaella, que eran sus propietarias.

En su interior fueron intervenidas 1.154.400 cajetillas de tabaco, 750 kilos de tabaco picado, 2.000 kilos de cigarrillos liados y dos palés de cigarrillos defectuosos, cuyo valor asciende a unos 9,7 millones de euros, según informa Efe.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad