Castilla-La Mancha es la segunda región en siniestralidad laboral

Concentración en Albacete con motivo del Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Los líderes sindicales de UGT y CCOO no pierden de vista la cita electoral del domingo y confían en una movilización masiva para situar en el centro del voto los derechos de los trabajadores.

Representantes y delegados de CCOO y UGT han exigido en la plaza del Altozano el cumplimiento de la ley de Prevención de Riesgos Laborales y medidas que logren que Castilla-La Mancha deje de ser la segunda comunidad autónoma con más accidentes de trabajo.
De hecho, se han producido más de 56.000 accidentes en 2018 y 32 víctimas mortales, con Guadalajara como la provincia española con más siniestros.

32 fallecidos en Castilla-La Mancha en 2018

UGT Castilla-La Mancha ha asegurado que mientras esta región sea la segunda con mayor índice de siniestralidad -por detrás de Navarra- “no se puede hablar de recuperación en el mercado laboral ni de trabajo digno” y ha exigido a la Junta más fondos para la Inspección de Trabajo.
En 2018 crecieron un 6,8 por ciento los accidentes graves en la región y se registraron un total de 24.759 accidentes, 32 de ellos mortales.
El sindicato ha señalado que las muertes se rebajaron en cinco con respecto al año anterior, pero que siguen manteniendo niveles “muy superiores” a los registrados antes de la crisis, ya que solo en 2016 los accidentes graves aumentaron un 24 y un 37 por ciento, respectivamente.

Más inspecciones en Toledo

El sindicato Comisiones Obreras y la Inspección de Trabajo han reclamado más medios para luchar contra la siniestralidad y la precariedad laboral en la provincia de Toledo.
Esta petición ha venido de la mano del secretario provincial de CCOO, José Luis Arroyo, y el jefe provincial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Gonzalo Martín.

Por su parte la secretaria provincial de Salud Laboral de CCOO, Nuria Garrido ha asegurado que el sindicato está “preocupado” por la siniestralidad laboral en Toledo, ya que en 2018 aumentó con respecto a 2017. En concreto, alcanzó 17 víctimas morales y 63 expedientes graves, mientras que los leves disminuyeron debido a que “algunas empresas” tienen por “costumbre no derivar a las mutuas esos accidentes y dan jornadas de reposo de 24 o 48 horas”, para que no aumente el “absentismo”.

Por su parte, el jefe provincial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Gonzalo Martín, ha añadido que se han aumentado los objetivos de la Inspección de Trabajo a 1.800 actuaciones, poniendo mayor incidencia en las camareras de pisos o los sectores de la construcción o logística, con un especial enfoque de género.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad