La sonda InSight de la NASA llega a Marte en una misión sin precedentes

Noticia Detalle

Después de un viaje de 205 días que comenzaba el 5 de mayo, la misión InSight de la NASA aterriza en Marte, concretamente en un lugar perfectamente plano, Elysium Planitia.

La misión de esta nave, fijada al suelo por tres patas, no es moverse como los vehículos Curiosity u Opportunity buscando rastros de antiguos de humedad o biológicos, sino estudiar el interior de Marte.

“Las firmas de los procesos de formación del planeta se pueden encontrar solo mediante la detección y el estudio de pruebas ocultas muy por debajo de la superficie. Es tarea de InSight estudiar el interior profundo de Marte, tomando los signos vitales del planeta: su pulso, temperatura y reflejos”, explica Bruce Banerdt, investigador principal de InSight, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Tecnología española en la misión

InSight ayudará a los científicos a conocer cómo se formó Marte y su evolución, por qué ha perdido su atmósfera o por qué, si antes albergaba océanos de agua, ahora es tan árido, pero no sólo: Marte es un planeta rocoso, como la Tierra, Venus y Mercurio, así que también podrá ahondar en el conocimiento de la formación del Sistema Solar.

Para conseguirlo, lleva a bordo tres instrumentos principales: SEIS (un sismógrafo de altísima sensibilidad); HP3 (sensores para el estudio del flujo de calor y propiedades físicas); y RISE (experimento para el estudio de la rotación y estructura interior); todo ello ayudado desde tierra con modelos matemáticos y físicos.

Esta misión, además, incluye una estación meteorológica española denominada TWINS, construida y operada por el Centro de Astrobiología. TWINS será actor fundamental en esta misión, según el Centro, pues gracias a sus dos sensores “facilitará la vida” a los tres instrumentos principales.

Siete minutos de terror

Para que InSight haga su trabajo, el equipo necesitaba un lugar de aterrizaje que marcase varias casillas, ya que como un aterrizador de tres patas, no un rover, InSight permanecerá donde sea que toque tierra. ¿Por qué se ha elegido Elysium Planitia? Antonio Pérez Verde lo explica en su web Astrométrico.

Pero, además, influye lo que la sonda describe en su cuenta de Twitter (donde se ha pasado meses contando en primera persona las vicisitudes de su largo viaje) como los “siete minutos de terror”. Los “siete minutos de terror” son los más delicados de la misión, cuando atraviese la atmósfera a casi 20.000 kilómetros por hora y en ese tiempo tenga que reducir su velocidad a solo cinco kilómetros para poder posarse con seguridad en la superficie marciana.

Antonio Pérez Verde nos explica desde el Centro de Astrobiología de Torrejón de Ardoz cómo serán esos minutos de terror:

Ayer, InSight escribía: “SOLO QUEDA 1 DÍA para mi #Martizaje. Los “siete minutos de terror” son una de las partes más intensas de mi misión. Empieza cuando llegue a la zona alta de la atmósfera Marciana (a unas 80 millas sobre la superficie) y dura unos 6 ½ minutos hasta que aterrice sano y salvo”.

El mundo está hoy pendiente del aterrizaje de la sonda InSight. En el Centro de Astrobiología está todo preparado.

(Imágenes tomadas por Antonio Pérez Verde)

Una vez en Marte, y si todo va bien, InSight tiene un largo trabajo por delante para analizar “el corazón” del segundo planeta más pequeño del Sistema Solar, después de Mercurio.

Temas

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad